March 26, 2020 / 6:33 PM / 3 months ago

Peso débil daría respiro a golpeada economía mexicana en 2021

CIUDAD DE MÉXICO, 26 mar (Reuters) - La estancada economía de México, cuyas expectativas para 2020 han empeorado por el brote de coronavirus y la caída en los precios del crudo, encontrará en el desplome de su moneda una especie de malla de contención para el siguiente año debido a la vocación exportadora del país, dijeron expertos.

FOTO DE ARCHIVO. Un peatón camina frente a un banco mostrando los tipos de cambio del peso mexicano después de que las acciones de América Latina se hundieran en medio de la continua preocupación por el coronavirus en Ciudad de México. Marzo 18, 2020. REUTERS/Gustavo Graf

La segunda mayor economía de América Latina, que envía el 80% de sus exportaciones a Estados Unidos, podría contraerse este año hasta un 5% arrastrada también por una dramática caída del consumo y la inversión, según renovados pronósticos de importantes grupos financieros.

Pero en 2021, tomaría nuevos bríos ayudada por un mayor intercambio comercial y por una baja base de comparación, aseguraron los expertos, quienes también prevén que los efectos del virus se hayan diluido para entonces.

“La gran depreciación del peso, aunque probablemente sea una contracción de corto plazo, eventualmente ayudará a México a recuperarse más rápido”, dijo Carlos Capistrán, economista en jefe para México de Bank of America.

“México es una economía muy abierta cuyo comercio total con Estados Unidos equivale a un 60% de su Producto Interno Bruto”, agregó.

En las últimas cinco semanas, desde que comenzó una venta global de activos de riesgo, el peso ha perdido casi un 30% frente al dólar, ubicándose el jueves en torno a las 23.60 unidades y convirtiéndose en la moneda emergente más depreciada en ese lapso, según datos de Refinitiv Eikon.

El último choque similar de depreciación del peso, aunque menor, ocurrió a inicios de 2017, cuando cayó un 20% en un lapso de dos meses, en medio de la retórica política de Donald Trump en contra de México.

En ese año y los dos subsecuentes, las exportaciones crecieron a un ritmo promedio de un 7%, frente a una caída promedio de 0.5% en los tres años previos, atribuido por economistas al abaratamiento de los productos mexicanos en el extranjero ante la debilidad del peso.

A diferencia de otros episodios, la economía de México enfrenta nuevos retos en medio del choque de volatilidad y el desplome de la moneda, pues además de un encarecimiento en las importaciones, las perspectivas sobre inversión se deterioraron.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López organizó una consulta popular para frenar la construcción de una planta cervecera de Constellation Brands al norte del país, lo que “mandó una señal de que no hay certidumbre jurídica”, dijo BBVA México en una nota a clientes.

SHOCK POR LLEGAR

En 2019, México, principal socio comercial de Estados Unidos, tuvo exportaciones récord, de más de 460,000 millones de dólares, y tuvo su primer superávit comercial anual en ocho años, alentado también por un desplome en las importaciones, según cifras oficiales.

“En un contexto recesivo, sería peor aún tener un peso apreciado. A la larga, será un peso competitivo (...) el movimiento en el tipo de cambio funciona como un amortiguador hasta cierto punto porque puede traer efectos colaterales”, dijo Alberto Ramos, economista en jefe para México de Goldman Sachs.

“Se espera que la economía tenga una recuperación robusta en 2021, además porque la base (de comparación) será muy baja”, agregó.

Los expertos también dijeron que la aprobación definitiva del remozado acuerdo comercial TMEC es un factor positivo, pues la región norteamericana podría fortalecerse tras la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

No obstante, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido criticado por desestimar los efectos del virus en la economía local y ha dicho que cuenta con recursos para hacer frente a la situación y favorecer a las mayorías pobres de la nación de 126 millones de habitantes.

Ante la menor actividad económica local y el fuerte impacto previsto desde el exterior, diversos grupos financieros han recortado sus estimaciones de crecimiento, así como del consumo y la inversión en los siguientes trimestres.

“El shock de consumo en México todavía no llega porque todavía no imponen las medidas (de restricción), pero cuando las pongan, el consumo se va a caer un 20 o 30%”, dijo Benito Berber, economista en jefe para México de Natixis.

Reporte de Abraham González, editado por Ana Isabel Martínez

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below