May 17, 2019 / 5:28 PM / 2 months ago

ANÁLISIS-Expertos dudan de planes de contingencia de Huawei tras entrar en lista negra de EEUU

SAN FRANCISCO/HONG KONG, 17 mayo (Reuters) - Expertos en chips están poniendo en duda las afirmaciones de Huawei de que podría asegurar una cadena de suministro estable sin la ayuda de Estados Unidos, y aseguran que la tecnología que la compañía china compra a firmas estadounidenses sería “difícil de reemplazar”.

Foto de archivo del logo de Huawei en el evento Viva Tech en París. May 16, 2019. REUTERS/Charles Platiau

El gobierno de Donald Trump incluyó a Huawei HWT.UL en una lista negra comercial el jueves, con restricciones que dificultarán que el fabricante chino de equipos de redes de telecomunicaciones haga negocios con firmas estadounidenses, en su última ofensiva contra una empresa calificada por Washington como una amenaza para la seguridad nacional. [nL2N22S07B]

El jefe de HiSilicon, la división de chips de Huawei, hizo caso omiso el viernes a las preocupaciones sobre disrupciones en el suministro y dijo que desde hace tiempo se está preparando para este tipo de “escenario extremo”.

Huawei tratará de ser tecnológicamente “autosuficiente” en el futuro, dijo He Tingbo en una carta a los trabajadores.

No obstante, expertos de la industria creen que es más fácil decirlo que hacerlo.

“Me sorprendería si HiSilicon pueda hacerlo sin ningún proveedor de Estados Unidos”, dijo Linda Sui, analista de Strategy Analytics.

Una fuente radicada en China de una compañía de tecnología estadounidense dijo anteriormente a Reuters que ninguno de sus proveedores estadounidenses “puede ser reemplazado por uno chino, al menos en los próximos años”.

Como ejemplo de la dependencia de Huawei en las empresas estadounidenses, un experto señaló la alta probabilidad de que la firma use software de diseño de chips de los líderes del mercado, Cadence Design Systems Inc (CDNS.O) y Synopsys Inc (SNPS.O).

Se considera que el software de las firmas estadounidenses tiene una calidad máxima y es usado por los fabricantes a nivel mundial para perfeccionar los diseños de sus chips y probarlos antes de convertirlos en silicio físico, donde un solo error puede retrasar un chip durante meses.

CHIPS Y LÁSERES

Huawei también depende de proveedores estadounidenses de láseres y módulos especializados como NeoPhotonics (NPTN.N), Lumentum (LITE.O) y Finisar (FNSR.O).

Los láseres, que se utilizan para enviar información en forma de señales de luz a través de cables de fibra óptica, son fundamentales para el negocio de equipos de redes de telecomunicaciones que lidera Huawei a nivel mundial.

Firmas como Finisar -que está siendo comprada por II-VI Inc (IIVI.O)- y Lumentum han dedicado décadas de trabajo para poder fabricar láser en grandes volúmenes, dijo Philip Gadd, un ejecutivo retirado que una vez dirigió la división fotónica de silicio de Intel.

“Incluso si los chinos pudieran hacerlo, no creo que puedan llegar a esa escala”, dijo.

Huawei ha tratado de desarrollar sus propias capacidades en este terreno, en parte mediante la compra de un antiguo centro de investigación de British Telecom en 2012 y la puesta en marcha del emprendimiento Caliopa en 2012.

“Los chinos han optado por el camino de las adquisiciones”, dijo un ejecutivo de fotónica de silicio. “Han estado comprando todo lo que han podido. Muchas de las restricciones (del gobierno de Estados Unidos) llegaron demasiado tarde”.

No obstante, Huawei depende de las llamadas “fundiciones” de chips, especialmente Taiwan Semiconductor Manufacturing Co Ltd (TSMC) (2330.TW), para la compleja tarea de producir físicamente los chips que diseña. Esa es una práctica común en la industria, aunque empresas como Finisar todavía fabrican sus propios chips.

Huawei ha sido una parte clave de la campaña de China para desarrollar sus propias capacidades en chips y reducir la dependencia de las importaciones de compañías como Qualcomm (QCOM.O), Intel y Samsung Electronics (005930.KS).

La firma asiática produjo chips por valor de más de 7.500 millones de dólares el año pasado, dijo a Reuters su presidente rotativo, Eric Xu. Esta cifra se compara con compras a proveedores externos estimadas en 21.000 millones de dólares.

Reporte de Stephen Nellis en San Francisco, Sijia Jiang en Hong Kong, Josh Horwitz en Shanghái y Yimou Lee en Taipéi; escrito por Miyoung Kim; editado en español por Carlos Serrano

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below