August 7, 2019 / 7:57 PM / 16 days ago

Escándalo de admisión universitaria en EEUU pesa sobre estudiantes de bajos ingresos

NUEVA YORK (Reuters) - Christine Bascombe, una estudiante de secundaria de la ciudad de Nueva York que sueña con asistir a la Universidad de Cornell, dice que se sintió devastada la primavera boreal pasada al enterarse de que decenas de padres ricos habían cometido fraude para lograr que sus hijos entraran a universidades de élite.

Christine Bascombe posa para una fotografía en Nueva York, EEUU, fotografía tomada el 5 de agosto de 2019. REUTERS/Jeenah Moon

La joven de 16 años, quien cursará su último año en la secundaria Williamsburg Charter de Brooklyn en el otoño estadounidense, dice que dedica casi todo su tiempo para obtener un lugar en la escuela de la Liga Ivy.

“A veces puedes trabajar duro y aún así no conseguir lo que quieres”, dijo Bascombe. “Y te sientes aún más impotente cuando te das cuenta que esta gente está cometiendo fraude para ingresar a las escuelas en las que quieres entrar”, agregó.

Bascombe es una de los miles de estudiantes que la semana pasada comenzaron a enviar solicitudes de admisión en universidades estadounidenses para el año escolar 2020-21, un rito anual para los alumnos de último año que comienza cada 1 de agosto.

El ciclo de “Solicitud común” de este año es el primero desde que se conoció el escándalo de fraude en marzo.

Más de 30 padres adinerados, entre ellos las actrices de Hollywood Felicity Huffman y Lori Loughlin, y destacadas figuras de la industria financiera, estuvieron entre las 50 personas acusadas en el escándalo.

Fueron acusados de pagarle a un consultor de California millones de dólares para ayudar a sus hijos a ingresar en Yale, la Universidad de California del Sur y otras prominentes universidades a través de medios fraudulentos.

Entrevistas con más de una docena de estudiantes de ingresos bajos y asesores universitarios sugieren que el escándalo reforzó las preguntas sobre la ecuanimidad en el proceso de admisión y sacudió la confianza de algunos que aspiran a ingresar a una universidad prestigiosa.

Las tasas de aceptación en Harvard y Yale, por ejemplo, son de alrededor del 5 al 6 por ciento, y del 14 por ciento para quienes se presentan en Cornell.

La mayoría de los estudiantes entrevistados dijeron que no les sorprendió que el sistema de admisión se inclinara a favor de los ricos. Pero estaban indignados y se sentían aún más desfavorecidos debido a lo evidente de la manipulación en el escándalo de sobornos.

Reporte de Matthew Lavietes en Nueva York; Editado en español por Lucila Sigal

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below