July 26, 2019 / 8:10 PM / a month ago

Guatemala evita sanciones de Trump con nuevo acuerdo migratorio

Por Steve Holland y Sofia Menchu

Foto del viernes del presidente de EEUU, Donald Trump, hablando con periodistas en el Salón Oval de la Casa Blanca. Jul 26, 2019. REUTERS/Leah Millis

WASHINGTON/CIUDAD DE GUATEMALA (Reuters) - El presidente Donald Trump aceptó el viernes eliminar las amenazas económicas contra Guatemala luego que el país centroamericano aceptó albergar en su territorio a quienes soliciten asilo en Estados Unidos mientras dure su proceso.

El pacto firmado en Washington denominado “Acuerdo relativo a la cooperación respecto al examen de solicitudes de protección”, tendrá una vigencia de dos años y será revisado cada tres meses, precisó el gobierno de Jimmy Morales.

Pero no aplicará para los guatemaltecos ni para los menores de edad que viajen sin la compañía de un adulto.

El gobierno de Trump ha lidiado con un aumento de inmigrantes, principalmente centroamericanos, que solicitan asilo en su frontera sur, una afluencia que le ha dificultado cumplir su promesa de campaña de restringir la migración.

Tras firmar el pacto en la oficina oval de la Casa Blanca, el mandatario estadounidense dijo que era un acuerdo de “tercer país seguro”, que supone que los solicitantes de asilo en Estados Unidos, que hayan pasado antes por otro país, deben pedirlo primero en esa nación, considerada “segura”.

Sin embargo, Jimmy Morales evitó usar ese término y dijo que el documento tenía que ver con “generar las mejores condiciones” para los migrantes.

Además, Morales aseguró que el tratado no debería ser aprobado por el Congreso, luego que la Corte de Constitucionalidad de Guatemala dictaminó días atrás que un acuerdo de tercer país seguro necesitaría la aprobación previa del Legislativo.

Tras la advertencia de la Corte de Constitucionalidad, Trump amenazó con imponer aranceles, prohibiciones a los viajeros y aplicar comisiones a las remesas del país centroamericano.

“Están haciendo lo que les pedimos que hagan”, dijo Trump a reporteros en la Casa Blanca, afirmando que Morales es un “tremendo tipo”. “Tenemos otros grandes países que también van a firmar”, agregó.

El acuerdo que hizo público el gobierno guatemalteco no precisó los países, pero un comunicado previo se refirió a El Salvador y Honduras, sin dar mayores detalles.

ACUERDO “INDIGNANTE”

Estados Unidos y Guatemala también acordaron que los guatemaltecos puedan solicitar visas temporales para trabajar en el sector agrícola estadounidense. A mediano o largo plazo, las visas se ampliarán a los sectores de construcción y servicios.

Morales elogió el pacto y dijo en Facebook que había evitado la amenaza de “sanciones drásticas” contra Guatemala, incluidos los gravámenes a las remesas, aranceles a las exportaciones y restricciones a la migración.

El secretario interino de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kevin McAleenan, dijo a reporteros en la Casa Blanca que el acuerdo permitiría que los inmigrantes soliciten asilo en Estados Unidos desde Guatemala.

“Una familia hondureña o un ciudadano salvadoreño, en lugar de tener que pagar a un contrabandista y hacer todo el viaje hasta nuestra frontera para pedir asilo, cuando lleguen a Guatemala estarán en un país que tiene un procedimiento justo para evaluar las solicitudes de asilo y ahí es donde deberán hacer esa solicitud”, dijo McAleenan.

    “Este es un retorno al enfoque apropiado según el derecho internacional de proteger a los solicitantes de asilo lo antes posible en su viaje”, agregó.

Sin embargo, grupos defensores de derechos humanos, como Amnistía Internacional, calificaron el acuerdo de “indignante”.

“Cualquier intento de obligar a las familias e individuos que huyen de sus países de origen a buscar seguridad en Guatemala es indignante”, dijo Charanya Krishnaswami, de Amnistía.

“El gobierno de Estados Unidos sabe bien que las condiciones allí son peligrosas: con altos niveles de violencia e impunidad, instituciones débiles y un sistema de asilo que el propio Departamento de Estado ha notado que es deficiente, no hay duda de que Guatemala no debe considerarse un lugar seguro”, agregó.

Cada año, miles de migrantes, en su mayoría centroamericanos, huyen de la pobreza y violencia en casa y emprenden una larga y peligrosa travesía a través de México con miras a llegar a Estados Unidos y cumplir el sueño americano.

Reporte adicional de Orfa Mejía en Tegucigalpa y Nelson Rentería en San Salvador; Escrito por Diego Oré en Ciudad de México; Editado por Javier Leira y Ricardo Figueroa

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below