August 7, 2019 / 6:11 PM / a month ago

PERFILES-Exprimera dama y médico cirujano se disputan presidencia de Guatemala

CIUDAD DE GUATEMALA (Reuters) - Los guatemaltecos acudirán el domingo a las urnas para elegir al sucesor del presidente Jimmy Morales para el período 2020-2024, en medio de una campaña dominada por el descontento hacia los dos candidatos que llegaron al balotaje.

Foto de archivo. Sandra Torres, candidata de centroizquierda a la presidencia de Guatemala, habla a periodistas tras la primera ronda presidencial en Ciudad de Guatemala, Guatemala, 17 de junio de 2019. REUTERS/Luis Echeverria

Muchos de los poco más de ocho millones de guatemaltecos habilitados para votar asegura, según un sondeo de CID-Gallup, que no acudirá a las urnas porque “ninguno de los candidatos le parece adecuado”. [nL2N24X0OA]

A continuación, perfiles de ambos candidatos:

* SANDRA TORRES

La exprimera dama de 63 años busca por tercera vez consecutiva la presidencia de Guatemala de la mano del centroizquierdista Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), partido que fundó en 2002 junto con su exmarido Álvaro Colom, quien gobernó el país centroamericano entre 2008 y 2012.

Torres ganó la primera vuelta electoral con 10 puntos porcentuales de ventaja sobre el conservador Alejandro Giammattei, pero aparece en el segundo lugar para el balotaje del domingo según un reciente sondeo de Gallup.

Hija de una exalcaldesa de una localidad en el selvático departamento de Petén, Sandra Torres es conocida por sus colaboradores por su don de mando y capacidad aunque, a veces, ello la lleve a ser vista como autoritaria o inflexible.

Con cuatro hijos de su primer matrimonio, la veterana política se hizo popular durante el mandato de Colom por los programas sociales que implementó como primera dama y que beneficiaron a grupos vulnerables y marginados, lo que le hizo ganar el recelo de algunos sectores empresariales.

Analistas aseguran que su fortaleza reside en el voto rural, compuesto por la mayoría pobre del país y la más castigada durante la cruenta guerra civil, entre 1960 y 1996.

La candidata ha dicho que buscaría mejores condiciones para los tres millones de guatemaltecos que viven en Estados Unidos y ha pedido que el acuerdo de “Tercer país seguro”, que firmó Morales con la administración de Donald Trump para frenar la migración a Estados Unidos, pase antes por el Congreso.

Sin embargo, quien hasta hace unos años tenía negocios en el sector textil llega con un elevado antivoto por el lastre de una acusación de la fiscalía y de la CICIG -un organismo independiente creado por la ONU para combatir la corrupción- por financiamiento ilícito en su campaña presidencial de 2015.

Giammattei la ha acusado de querer convertir al país en otra Nicaragua o Venezuela, pero Torres le ha respondido públicamente: “Ni socialista, ni comunista, soy realista”.

* ALEJANDRO GIAMMATTEI

El médico cirujano ha dedicado más de la mitad de sus 63 años a tentar, sin éxito, un cargo de elección popular en Guatemala. Pero tras colarse por primera vez en el balotaje presidencial con su propuesta de pena de muerte para el crimen, está muy cerca de lograrlo.

Luego de estudiar medicina y tras batallar con una esclerosis múltiple que afectó su movilidad, Giammattei fue consultor de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y luego formó parte del Cuerpo de Bomberos Municipales de Guatemala.

Su incursión en política comenzó en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) en 1985 y, desde 1999, se postuló a la alcaldía de Ciudad de Guatemala, un cargo que buscó, sin éxito, hasta 2003.

Posteriormente, se postuló a la presidencia del país por tres ocasiones consecutivas pero es más recordado por su paso como director del Sistema Penitenciario del país entre 2005 y 2007. Durante su administración, siete reos fallecieron dentro de un penal por lo que fue aprehendido en 2010 acusado de abuso de autoridad, asesinato y ejecución extrajudicial.

Sin embargo, no fue juzgado por el caso y salió en libertad 10 meses después de reclusión en un centro de detención militar.

Foto de archivo. El candidato conservador a la presidencia de Guatemala, Alejandro Giammattei, habla con periodistas después de la primera vuelta presidencial en Ciudad de Guatemala, Guatemala, 17 de junio de 2019. REUTERS/Saul Martinez

Sin titubear, Giammattei, padre de tres hijos, acepta que el narcotráfico le ha ofrecido dinero, pero asegura que ni él ni su partido, creado apenas en 2017, tienen “un centavo” del crimen organizado.

Si gana la presidencia ha ofrecido colocar un “muro de inversión” en lugar de un muro físico en la frontera entre Guatemala y México para frenar la masiva migración.

“Ya no soñemos más. Nos hemos pasado años soñando, pero con el apoyo de ustedes vamos a cambiar Guatemala. O nos unimos o nos hundimos”, ha dicho en sus mítines.

Escrito por Diego Oré en Ciudad de México; Reporte adicional de Adriana Barrera

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below