October 20, 2019 / 12:59 PM / a month ago

Antisepartistas marchan por Barcelona tras los disturbios independentistas

BARCELONA, 20 oct (Reuters) - Uno de los políticos españoles más destacados de entre los que se oponen a la independencia de Cataluña organizó el domingo una contramanifestación en Barcelona después de una semana de disturbios, pidiendo que se pusiera fin a la violencia.

Los líderes del partido Ciudadanos, Albert Rivera, Inés Arrimadas y Lorena Roldán, en una manifestación en apoyo de la unidad de España en la plaza de Sant Jaume, frente a la sede de la Generalitat de Cataluña en Barcelona, España, el 20 de octubre de 2019. REUTERS/Rafael Marchante

Albert Rivera, jefe del partido favorable a la unidad española Ciudadanos, dijo ante cientos de partidarios que agitaban la bandera española que el Gobierno socialista de España no está haciendo lo suficiente para poner fin al caos provocado por el encarcelamiento de nueve líderes separatistas.

“La gente no puede llevar a sus hijos a la escuela, no puede abrir sus negocios”, dijo Rivera, nacido en Barcelona. “Necesitamos un Gobierno que proteja a los débiles.”

Los independentistas han salido a las calles de Barcelona durante seis días consecutivos, manteniendo enfrentamientos a menudo violentos con la policía que han dejado decenas de heridos y causado 2,5 millones de euros (2,8 millones de dólares) de daños a la ciudad mediterránea.

Un policía y un manifestante permanecen en estado crítico, dijo el domingo la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien añadió que “varias personas” habían perdido la vista en un ojo debido a las balas de goma disparadas por la policía.

Después de la violencia sin precedentes del viernes, las manifestaciones del sábado se desarrollaron de manera relativamente pacífica y el Gobierno ha dicho que tiene la situación bajo control.

“Los disturbios van a menos, pero nosotros seguimos avanzando en nuestro plan de anularlos”, dijo el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, en su informe diario sobre la situación.

Marlaska informó que 288 agentes de policía habían resultado heridos en los enfrentamientos, 267 vehículos de la policía dañados y 194 personas detenidas.

El de la independencia es un tema muy controvertido en Cataluña, una comunidad autónoma con unos 7,5 millones de habitantes que cuenta con su propia lengua, parlamento y bandera. Una encuesta realizada en julio que muestra que el apoyo a la secesión es el más bajo en dos años, con un 48,3% de la población en contra y un 44% a favor.

“ADOCTRINADOS”

“Somos más catalanes españoles que separatistas. Es importante que la gente vea que no todo el mundo está a favor de la independencia”, dijo Martina González, una limpiadora de 58 años que llevaba una bandera de España sobre sus hombros.

“Yo soy español, español, español, español”, cantaba la multitud.

Uno de los participantes en el encuentro, Ángel Rodríguez, de 54 años, dijo que nunca había sido testigo de unos disturbios urbanos como los que han sacudido esta semana a la segunda ciudad más grande de España.

“Estos jóvenes han sido adoctrinados. No pueden explicar por qué quieren la independencia porque no conocen la historia”, dijo.

El presidente en funciones del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, rechazó el sábado el llamamiento del presidente de Cataluña para celebrar conversaciones destinadas a apaciguar la crisis.

Sánchez dijo que Torra debía condenar primero rotundamente los disturbios, añadiendo que también necesita tender puentes con los muchos catalanes que no quieren la secesión.

Los líderes independentistas organizaron un referéndum declarado ilegal en 2017 para posteriormente declarar una efímera ruptura con España. El Gobierno español de entonces tomó inmediatamente el control de la administración catalana y los líderes de la acción independentista fueron juzgados.

El lunes, el Tribunal Supremo encontró a nueve políticos y activistas culpables de sedición y los sentenció a penas de hasta 13 años de cárcel, lo que desencadenó los disturbios callejeros que se han vivido esta semana.

Slideshow (5 Images)

La cuestión catalana ha dominado la política doméstica en España durante los últimos años y fue decisiva a la hora de convocar las elecciones generales de abril, en las que ningún partido obtuvo la mayoría.

Los socialistas han convocado unas nuevas elecciones generales para el 10 de noviembre, pero una encuesta publicada el jueves mostró que el parlamento seguirá dividido. La encuesta concluyó que el apoyo a Ciudadanos se está desplomando, lo que sugiere que Rivera estaría luchando por su supervivencia política.

($1 = 0.8953 euros)

Información adicional de Jessica Jones; Escrito por Crispian Balmer; Editado por David Goodman; Traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below