December 1, 2018 / 6:00 PM / 9 days ago

"Estado de insurrección" causan protestas en centro de París por alza impuesto diésel

PARÍS (Reuters) - Revoltosos corrieron por el centro de París el sábado, incendiando autos y edificios, saqueando tiendas, rompiendo ventanas y enfrentándose con la policía en los peores disturbios en más de una década, lo que representa un gran desafío para la presidencia de Emmanuel Macron.

Manifestantes vistiendo chalecos amarillos, un símbolo de una protesta de los conductores franceses contra la subida de los impuestos al diésel, se congregan en la plaza de Etoile cerca del Arco de Triunfo en París, Francia, el 1 de diciembre de 2018. REUTERS/Benoit Tessier

Las autoridades se vieron sorprendidas por la escalada de la violencia después de dos semanas de protestas en todo el país contra los impuestos combustibles y los altos costos de vida, lideradas por el movimiento conocido como “chalecos amarillos”.

En París, la policía dijo que arrestó a casi 300 personas y que unas 110 resultaron heridas, incluidos 20 miembros de las fuerzas de seguridad. La policía disparó granadas aturdidoras, gases lacrimógenos y cañones de agua contra los manifestantes en la parte superior del bulevar de los Campos Elíseos, en el Jardín de Tuilleries, cerca del Museo del Louvre y otros sitios.

En algunas zonas prácticamente no había presencia policial y grupos de hombres enmascarados vagaban en las sombras de los lugares emblemáticos de la capital y a través de sus distritos comerciales más elegantes, rompiendo las ventanas de las boutiques de diseñadores.

Macron, en Argentina para una cumbre del G-20, dijo que convocaría a ministros para discutir la crisis a su regreso el domingo. El primer ministro, Edouard Philippe, canceló un viaje a Polonia.

“Estamos en un estado de insurrección, nunca he visto algo así”, dijo Jeanne d’Hauteserre, la alcaldesa del distrito 8 de París, cerca del Arco de Triunfo.

La rebelión popular surgió de la nada el 17 de noviembre y se ha propagado rápidamente a través de las redes sociales, con manifestantes bloqueando carreteras en Francia e impidiendo el acceso a centros comerciales, fábricas y algunos depósitos de combustible.

El sábado, algunos apuntaron al Arco de Triunfo, cantando en francés “Macron renuncia” y escribiendo en la fachada del imponente arco del siglo XIX mensajes como “Los chalecos amarillos triunfarán”.

En una conferencia de prensa en Buenos Aires, Macron dijo que ninguna causa justificaba el saqueo de tiendas, los ataques a las fuerzas de seguridad o el incendio de propiedades. “Siempre respetaré las diferencias. Siempre escucharé la oposición, pero nunca aceptaré la violencia”.

INFILTRADOS

Manifestantes rompieron las ventanas de una tienda recién abierta de Apple y tiendas de lujo de Chanel y Dior. Cerca de la plaza Vendome, los árboles de Navidad que decoraban las calles fueron arrancados, apilados en medio de una avenida e incendiados.

A última hora de la noche, el orden parecía haber sido restaurado, aunque pequeños grupos se enfrentaban con policías cerca de los Campos Elíseos.

Las autoridades dijeron que grupos violentos de extrema derecha y de extrema izquierda se infiltraron en el movimiento de los “chalecos amarillos”. El ministro del Interior, Christophe Castaner, informó que la mayoría de los arrestados eran manifestantes que fueron incitados por otros grupos.

Las protestas comenzaron como una reacción violenta contra los aumentos de impuestos a los combustibles, pero se han transformado en una vena de profunda insatisfacción hacia las reformas económicas que muchos votantes sienten que favorecen a los ricos y grandes empresas.

Las protestas están afectando a la economía. Partes del centro de París que deberían haber estado llenas de turistas y compradores navideños se parecían a zonas de batalla, ya que el humo y los gases lacrimógenos impregnaban el aire y los escombros cubrían el suelo.

Reporte de Luke Baker, Sybille de la Hamaide, John Irish, Celia Mebroukine, Antoine Boddaert, Lucien Libert, Stephane Mahe, Caroline Paillez en París; Jean-Francois Rosnoblet en Marseille y Johanna Decorse en Toulouse; Escrito por John Irish; Editado en español por Jose Elías Rodríguez en Madrid y Silene Ramírez en Santiago de Chile

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below