December 18, 2018 / 2:13 PM / 6 months ago

Mourinho suma otra polémica salida de un club tras despido del United

(Reuters) - José Mourinho es sin duda uno de los entrenadores más exitosos de su generación, pero la manera en que usualmente abandona sus clubes explica por qué nunca puede disfrutar de la admiración y la aclamación universal a pesar de tener un currículum brillante.

Foto de archivo. El entrenador del Manchester United, José Mourinho, durante el partido entre el Liverpool y el Manchester United por la Premier League en Anfield, Liverpool, Gran Bretaña. 16 de diciembre de 2018. Action Images a través de Reuters/Carl Recine

Mourinho fue despedido el martes como entrenador del Manchester United después de una derrota 3-1 ante el Liverpool por la Liga Premier, un resultado que dejó a los “Diablos Rojos” en el sexto lugar de la tabla a 19 puntos del líder.

Su partida después de dos años en Old Trafford marca la primera vez desde sus días en 2002 como entrenador del modesto Uniao de Leiria que deja un club sin ganar un título de liga.

Tras hacerse famoso por llevar al Porto a ganar la Liga de Campeones en 2004, derrotando memorablemente al United de Alex Ferguson en semifinales, Mourinho se fue al Chelsea en medio de un torbellino mediático.

Después vinieron dos títulos de la Liga Premier y uno de Copa FA, entre otros logros que lo llevaron a autodenominarse como “The Special One”. Sin embargo, las luchas de poder con el dueño del Chelsea, Roman Abramovich, y el nombramiento de Avram Grant como gerente técnico mostraron que la autoridad de Mourinho no era absoluta en el club londinense.

La situación llegó a un nivel crítico en septiembre de 2007 cuando abandonó el club “por consentimiento mutuo” luego de un flojo inicio de campaña.

Se unió en julio de 2008 al Inter de Milán, con el que logró un éxito considerable en muy poco tiempo. Tras ganar la Serie A en su primera temporada, Mourinho llevó al Inter a un histórico triplete en 2010, que incluyó la Liga de Campeones.

Eso fue suficiente para que el Real Madrid se llevara a Mourinho al Santiago Bernabéu. Pero no pasó mucho tiempo hasta que el portugués experimentara la exigencia que conlleva liderar al gigante español, y su estilo recibió duras críticas luego de una goleada 5-0 ante el Barcelona en noviembre de 2010.

Mourinho tuvo que enfrentarse en muchas ocasiones con la prensa española y su relación con los medios se deterioró a tal nivel luego de tres años en Madrid que a menudo enviaba a sus asistentes para que acudieran a las conferencias de prensa.

En resumen, el portugués llevó al Madrid a ganar La Liga en 2012, además de una Copa del Rey el año anterior, aunque la derrota en la final de la Copa del Rey de 2013 ante el Atlético de Madrid llevó a Mourinho a calificar la campaña 2012-13 como “la peor de mi carrera”.

Una vez más, Mourinho dejaba un club “de mutuo acuerdo”.

    REGRESO TRIUNFAL

A su regreso al Chelsea en 2013, se declaró “feliz” y comenzó a transformar un equipo que había decepcionado a sus hinchas el año anterior, llevándolo a ganar la Copa de la Liga y la Liga Premier en 2015. No obstante, no pasó mucho tiempo hasta que los problemas comenzaron a surgir.

Después de un empate 2-2 con el Swansea City en Stamford Bridge, Mourinho ridiculizó públicamente al cuerpo médico del Chelsea, un incidente que llevó a la doctora Eva Carneiro, una de las personas criticadas por el entrenador, a dejar el club. Más tarde demandó al Chelsea por su despido y acusó a Mourinho de haberla insultado en portugués.

Todo esto coincidió con un pobre nivel futbolístico y con medios hablando de grietas en el vestuario debido al estilo de Mourinho.

Después de perder nueve de los 16 partidos de la Premier, Mourinho dejó el Chelsea por segunda vez “por mutuo acuerdo”.

El portugués parecía el hombre perfecto para regresar al United a sus días de gloria y convertirlo en una fuerza dominante en Europa una vez más, algo que hasta cierto punto logró con una corona en la Liga Europa.

Sin embargo, sus últimos días en el United serán recordados por sus críticas públicas a estrellas como Alexis Sánchez y Paul Pogba, que reflejan una complicada personalidad que le ha impedido disfrutar de relaciones laborales duraderas.

Reporte de Christian Radnedge. Editado en español por Rodrigo Charme

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below