March 17, 2019 / 12:44 PM / 2 days ago

Bajo presión, británica May redobla esfuerzos para ganar apoyo al acuerdo de Brexit

LONDRES (Reuters) - El gobierno de la primera ministra británica, Theresa May, estaba luchando todavía para obtener apoyo en el parlamento para su acuerdo de Brexit en su tercer intento, tratando de persuadir a quienes dudan mediante amenazas y promesas de que evitará cualquier movimiento para expulsarla.

En la imagen de archivo, la primera ministra británica Theresa May sale de su domicilio en Downing Street, antes de una nueva votación sobre el Brexit el 13 de marzo de 2019 en Londres. REUTERS/Henry Nicholls/

Después de que el parlamento respaldase un movimiento para retrasar el Brexit, May todavía tiene tres días para obtener la aprobación de su acuerdo para abandonar la Unión Europea si quiere ir a una cumbre con los líderes del bloque el jueves con algo que ofrecerles a cambio de una extensión temporal.

En un aumento de la presión sobre la primera ministra, Jeremy Corbyn, líder del principal partido opositor Partido Laborista, dijo que podría desencadenar otro voto de confianza en el gobierno de May si no logra que su acuerdo sea aprobado por el parlamento.

Casi tres años después de que Gran Bretaña votara a favor de abandonar la UE en un referéndum, todavía no está claro cómo ni cuándo el país dejará el bloque, con varios escenarios posibles, desde la salida sin un acuerdo hasta una suspensión del Brexit.

La advertencia de May de que si el parlamento vuelve a votar en contra de su acuerdo - que ya ha sido tumbado dos veces por los parlamentos - Gran Bretaña podría enfrentar un largo retraso y tendría que participar en las elecciones europeas en mayo, parece estar surtiendo algo de efecto.

Pero su ministro de finanzas, Philip Hammond, dijo que aún no tiene claros los apoyos.

“Lo que sucedió ... es que un número significativo de colegas ... cambiaron su opinión sobre esto y decidieron que las alternativas son tan desagradables para ellos que piensan que el acuerdo de la primera ministra es la mejor manera de llevar a cabo el Brexit”, dijo a la BBC.

Cuando se le preguntó sobre si el gobierno tenía suficientes apoyos en este momento, respondió: “Todavía no. Estamos en proceso”.

Muchos partidarios del Brexit en el Partido Conservador de May dicen que la clave para saber si respaldarán su posición es un acuerdo del Partido Sindical Democrático de Irlanda del Norte (DUP, por sus siglas en inglés), que apoya al gobierno minoritario de la primera ministra en el parlamento.

May necesita que 75 diputados cambien su voto después de ver tumbado su intento en enero por 230 legisladores y posteriormente por 149 el 12 de marzo.

Los 10 diputados del DUP podrían influir en un gran segmento de un grupo conservador pro-Brexit, dicen varios legisladores, pero incluso entonces, probablemente también tendría que incluir a algunos diputados laboristas.

SIN DINERO

Hammond dijo que las conversaciones continuaban con el DUP para encontrar formas de convencer al partido de que cualquier futuro acuerdo fronterizo con Irlanda, miembro de la UE, no significaría que Irlanda del Norte podría separarse del resto de Gran Bretaña.

Negó que el gobierno ofreciera dinero al DUP para respaldar el acuerdo.

Hasta que quede claro su apoyo, dijo el ministro de Comercio, Liam Fox, el gobierno no hará la votación, que se espera que se celebre el martes.

“Sería difícil justificar celebrar una votación si supiéramos que la perderíamos”, dijo Fox a Sky News.

Con una amenaza que sin duda estará en las mentes de los ministros, Corbyn dijo que intentaría forzar un voto de confianza contra el gobierno si la primera ministra no lograba su aprobación e intentaba seguir ganando tiempo.

“Creo que en ese momento una moción de confianza sería apropiada. En ese momento deberíamos decir que tiene que haber unas elecciones generales”, dijo.

Hubo señales de que algunos partidarios del Brexit estaban cambiando de opinión, temerosos de que si el acuerdo fracasaba, el Brexit nunca se llevara a cabo.

“La elección que tenemos ante nosotros es este acuerdo o ningún Brexit en absoluto, y el hecho de que el Brexit no vaya en contra del voto democrático de la gente”, dijo Esther McVey, partidaria del Brexit que renunció al gobierno de May el año pasado en protesta por el acuerdo de la mandataria.

“Vamos a tener que taparnos la nariz y votar por ello”.

Escrito por Elizabeth Piper; Traducido por Carlos Ruano

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below