December 22, 2019 / 2:53 PM / a month ago

Enfrentamientos entre policía y manifestantes en Hong Kong tras acto de apoyo a los uigures

HONG KONG, 22 dic (Reuters) - La policía antidisturbios de Hong Kong roció con pimienta a los manifestantes para dispersar a las multitudes en el corazón del distrito financiero de la ciudad el domingo, después de que una manifestación mayoritariamente pacífica en apoyo a la etnia Uigur de China se volviera caótica.

La policía arresta a un manifestante de Hong Kong después de que una bandera china fuera retirada del asta de una bandera en un acto de apoyo a los derechos humanos de los uigures de Xinjiang en Hong Kong, China, el 22 de diciembre, 2019. REUTERS/Lucy Nicholson

Docenas de policías marcharon a través de una plaza pública con vistas al puerto de Hong Kong para hacer frente a los manifestantes que les lanzaban botellas de vidrio y piedras.

A primera hora de la tarde, más de mil personas se habían manifestado con calma, agitando banderas y carteles uigures, para participar en la última manifestación en los más de seis meses de disturbios.

Una multitud mixta de jóvenes y mayores, vestidos de negro y con máscaras para proteger sus identidades, mostraron carteles que decían “Uigur libre, Hong Kong libre” y “La falsa ‘autonomía’ en China resulta en un genocidio”.

La protesta se produce después de que el centrocampista Mesut Ozil, del club de fútbol inglés Arsenal, causara un gran revuelo en China al criticar las políticas del país hacia la minoría étnica musulmana en la agitada región noroccidental de Xinjiang.

Ozil, un alemán musulmán de origen turco, tuiteó que los uigures eran “guerreros que resisten la persecución” y criticó tanto la mano dura de China en Xinjiang como el relativo silencio de los musulmanes como respuesta.

“Creo que las libertades básicas y la independencia deberían existir para todas las personas, no sólo para Hong Kong”, dijo una mujer de 41 años de apellido Wong que asistió a la protesta con su marido.

Expertos y activistas de las Naciones Unidas dicen que al menos un millón de uigures y miembros de otros grupos minoritarios mayoritariamente musulmanes han sido retenidos en campamentos en Xinjiang desde 2017 en el marco de una campaña que ha sido condenada por Estados Unidos y otros países.

Las protestas, que comenzaron en junio, han empujado la economía de Hong Kong a la recesión. Los minoristas y negocios se han visto muy afectados, ya que los turistas se mantienen alejados en medio de las interrupciones del transporte.

El secretario de Finanzas de la ciudad, Paul Chan, dio en su blog el domingo que podría haber una ola de cierres de negocios en el nuevo año si las condiciones del mercado no mejoran.

Información de Mari Saito; Escrito por Farah Master; Editado por James Pomfret y Christopher Cushing; Traducido por Aida Peláez en la redacción de Gdansk

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below