November 22, 2019 / 2:29 PM / 22 days ago

Diseñador de Hong Kong convierte simbólicos paraguas de protestas en instrumento musical

HONG KONG, 22 nov (Reuters) - Cuando los trabajadores del gobierno comenzaron a limpiar una calle en junio, después de una de las protestas más grandes y violentas en Hong Kong en décadas, Kevin Cheung se apresuró a rescatar 36 paraguas de los escombros.

Kevin Cheung, diseñador de productos de reciclaje, sostiene un piano pulgar mientras posa para una foto en su casa en Hong Kong, 22 noviembre 2019. REUTERS/Adnan Abidi

“Pude sentir la violencia que sufrieron los paraguas y las personas que los sostenían”, dijo Cheung, diseñador de 32 años que confecciona productos con materiales de desecho, al recordar las secuelas de la protesta en Harcourt Road.

“El tipo de desperdicio que sale de la ciudad se conecta muy de cerca con lo que está sucediendo en ella”, agregó.

Hace cinco años, las estaciones de reciclaje establecidas durante las protestas de “Occupy” o “Movimiento de los Paraguas”, que paralizaron partes de Hong Kong durante 79 días, inspiraron a Cheung para darle nueva vida a los destrozados paraguas de las protestas.

Los paraguas se convirtieron en el símbolo más visible de las protestas pro-democracia de 2014, cuando los activistas los usaron para defenderse del gas lacrimógeno y el gas pimienta, y siguen siendo un kit esencial y evocador para el actual movimiento antigubernamental.

Para Cheung, las varillas de los paraguas se volvieron material para pianos de pulgar, instrumentos musicales que se tocan punteando dientes de metal afinados unidos a una pequeña tabla de madera, que se hicieron por primera vez en 2015.

El 28 de septiembre, en el quinto aniversario del Movimiento de los Paraguas, Cheaung lanzó una nueva versión del piano de nueve tonos que toca “Gloria a Hong Kong”, una canción que se ha convertido en el himno no oficial del movimiento de protesta.

Los pianos de pulgar de Cheung pertenecen a una colección de arte en constante crecimiento que se inspira en el movimiento o contribuye con él, mientras los habitantes de Hong Kong hallan maneras creativas de expresar sus preocupaciones y aspiraciones.

Las protestas han evolucionado y se han convertido en llamados a una mayor democracia y una investigación sobre lo que muchos dicen es el excesivo uso de la fuerza por parte de la policía.

Cheung donó las ganancias de 45 pianos de pulgar que se vendieron por unos 250 dólares de Hong Kong (32 dólares), para recaudar más de 10.000 dólares para dos organizaciones que apoyan a los manifestantes con ayuda legal o cuidado a la salud.

Reporte de Sarah Wu. Editado en español por Lucila Sigal

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below