November 12, 2018 / 3:30 PM / in a month

Incendio en norte de California deja 42 muertos, buscan a más de 200 desaparecidos

Por Sharon Bernstein y Noel Randewich

Un bombero combatiendo el incendio forestal Woolsey en Malibú, EEUU, nov 11, 2018. REUTERS/Eric Thayer

PARADISE, EEUU (Reuters) - Los equipos de búsqueda han recuperado los restos de al menos 42 personas muertas por un incendio devastador que arrasó gran parte de la ciudad de Paradise en el norte de California, convirtiéndose en el incendio forestal más mortífero en la historia del estado, dijeron las autoridades el lunes.

La última cifra de muertos, desde los 29 informados el fin de semana, fue anunciada por el Sheriff del Condado de Butte, Kory Honea, en una conferencia de prensa en la ciudad de Chico, luego de que las autoridades localizaron los restos de 13 víctimas adicionales de un incendio denominado Camp Fire.

Ese incendio ya está clasificado como el más destructivo en la historia de California, al haber arrasado más de 7.100 viviendas y otros edificios desde que comenzó el jueves en las estribaciones de la Sierra del Condado de Butte, unos 280 kilómetros al norte de San Francisco.

Honea dijo que la cantidad de personas que figuran como desaparecidas permaneció oficialmente en 228, pero agregó que su oficina había recibido más de 1.500 pedidos de “verificación de situación” de personas preocupadas por el destino de sus seres queridos.

La mayor parte de la destrucción y la pérdida de vidas ocurrieron en y alrededor de la ciudad de Paradise, donde las llamas redujeron la mayoría de los edificios a cenizas y escombros carbonizados el jueves por la noche, apenas unas horas después del estallido del fuego.

Las 42 muertes confirmadas representan la mayor pérdida de vidas de un solo incendio forestal en California, dijo Honea. También supera con creces el récord histórico de muertes por un incendio forestal en California: 29 en 1933 por el incendio de Griffith Park en Los Ángeles.

Las autoridades informaron que dos personas más murieron el fin de semana en otro incendio, bautizado Woolsey, que destruyó 370 estructuras y desplazó a unas 200.000 personas en las montañas y las estribaciones cerca de la costa de Malibu, en el sur de California.

Los incendios se han propagado con una intensidad errática que ha agotado los recursos y ha mantenido a los bomberos luchando por mantener a raya a las llamas, que han tomado por sorpresa a muchos residentes.

Los restos de algunas de las víctimas del Camp Fire se encontraron en vehículos quemados que fueron rodeados por paredes de fuego cuando los evacuados intentaban huir en auto sumidos en pánico, solo para quedar atrapados en una serie de nudos de tráfico el jueves por la noche.

Reporte de Sharon Bernstein; reporte adicional de Eric Thayer en Malibu, Stephen Lam en Paradise, Andrew Hay en Nuevo Mexico, Bernie Woodall en Fort Lauderdale, Dana Feldman en Los Angeles, Barbara Goldberg y Jonathan Allen en Nueva York; escrito por Will Dunham y Steve Gorman; editado en español por Hernán García

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below