June 17, 2020 / 9:22 AM / 20 days ago

Impaciencia en India por la respuesta de Modi a China tras la muerte de 20 soldados

NUEVA DELI, 17 jun (Reuters) - La India esperaba el miércoles con impaciencia la respuesta de su primer ministro Narendra Modi a la muerte de al menos 20 soldados en un enfrentamiento fronterizo con tropas chinas, mientras los medios de comunicación del país expresaban su ira por el suceso y los rivales políticos criticaban a Modi por su silencio.

Soldados de la Fuerza de Seguridad Fronteriza (BSF) de la India hacen guardia en un puesto de control a lo largo de una carretera que conduce a Ladakh, en Gagangeer, en el distrito de Ganderbal de Cachemira, el 17 de junio de 2020. REUTERS/Danish Ismail

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China confirmó que el lunes se produjo un “violento enfrentamiento físico” en la disputada frontera del Himalaya entre los dos países vecinos, los más poblados del mundo y poseedores de armas nucleares.

Según las autoridades indias no se efectuaron disparos, sino que los soldados fueron golpeados con palos y piedras durante una pelea que estalló entre ambos lados en el remoto valle de Galwan, en lo alto de las montañas donde la región india de Ladakh limita con la china de Aksai Chin.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de la India informó que se produjeron bajas en ambos lados, pero China no ha comunicado ninguna hasta ahora.

Modi, que llegó al poder tras una campaña de corte nacionalista, se reunió con sus ministros de Defensa y de Asuntos Exteriores y con los jefes militares del país a última hora del martes, pero aún no ha hablado públicamente sobre el peor enfrentamiento entre ambos países desde 1967, cinco años después de que China humillara a la India en un conflicto bélico.

“Es un desafío a muerte: con el choque del valle de Galwan, China ha apretado demasiado”, escribió el Times of India en un editorial. “La India debe devolver el golpe”.

“Pekín no puede matar a nuestros soldados en la frontera y esperar beneficiarse de nuestro enorme mercado”, continuó el editorial, que abogó por sanciones contra las importaciones chinas.

Frente a lo que podría ser su mayor reto en materia de política exterior desde que llegó al poder en 2014, Modi se abstuvo de comentar públicamente el incidente, pese a que en el último día aumentaran las protestas sobre lo sucedido.

“¿Por qué el primer ministro sigue callado, por qué se esconde?”, tuiteó Rahul Gandhi, líder del partido del Congreso Nacional Indio. “Ya es suficiente, necesitamos saber qué pasó. ¿Cómo se atreve China a matar a nuestros soldados, cómo se atreve a apropiarse de nuestra tierra?”.

Cientos de tropas indias y chinas se han enfrentado desde principios de mayo en otros pocos puntos de los deshabitados desiertos de las alturas de Ladakh.

La India dice que las tropas chinas han invadido su lado de la línea actual de control, la frontera de facto entre los dos países.

China rechaza la acusación y ha pedido a la India que no construya carreteras en la zona alegando que es su territorio.

Según una fuente del Gobierno indio, los combates del lunes por la noche estallaron durante una reunión para discutir formas de rebajar las tensiones, siendo el coronel que comandaba el lado indio uno de los primeros en ser golpeado y asesinado.

Muchos de los otros soldados indios que murieron fue por causa de sus heridas, no pudiendo sobrevivir a la noche a temperaturas bajo cero.

A diferencia de la India, el incidente no recibió una gran cobertura en China, donde los medios de comunicación oficiales informaron de un comunicado oficial sobre el incidente del portavoz del Mando Occidental del ejército chino.

En las redes sociales, así como en diversos blogs y agregadores de noticias se difundieron las diversas publicaciones de los medios de comunicación indios, tales como el anuncio del ejército indio en el que se reconocía que el número de muertos había aumentado a 20.

El más elocuente fue el Global Times, un periódico publicado por el diario oficial del Partido Comunista gobernante del país.

Su editor en jefe, Hu Xijin, se dirigió a las redes sociales nacionales y mundiales para reprobar a la India, diciendo que “la opinión pública india necesita mantener la sobriedad”, advirtiendo que China no teme un enfrentamiento.

Información de Sanjeev Miglani; información adicional de Tony Munroe desde Pekín; editado por Simon Cameron-Moore; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below