March 2, 2019 / 4:13 PM / 21 days ago

India y Pakistán dan pie atrás pero se mantienen hostilidades

MUZAFFARABAD, Pakistán/SRINAGAR, India (Reuters) - Un estallido entre India y Pakistán parecía haberse relajado el sábado después de que Islamabad devolvió a un piloto indio que había capturado pero la tensión se mantenía, en medio de los esfuerzos de las potencias mundiales para evitar una guerra entre los vecinos países, ambos con arsenal nuclear.

Un hombre lee un comunicado sobre el piloto indio Abhinandan Varthaman en su celular, publicado en Twitter por el Ministerio de Información y Difusión, en Karachi, Pakistán, 1 marzo 2019. REUTERS/Akhtar Soomro

El comandante Abhinandan Varthaman, quien se convirtió en rostro y símbolo del mayor choque entre India y Pakistán en muchos años, cruzó la frontera justo antes de las 9 de la noche (1600 GMT) del viernes según imágenes de la televisión en vivo.

El bombardeo en la Línea de Control (LoC), que actúa como una frontera de facto en la disputada región de Cachemira, continuó el sábado.

El ejército de Pakistán dijo el sábado que su fuerza aérea y su armada “continúan alertas y vigilantes” luego que dos de sus soldados murieron tras intercambiar disparos con tropas indias a lo largo de la LoC. El ejército indio dijo el sábado que Pakistán estaba disparando proyectiles a través de la LoC.

Pakistán promocionó el regreso de Abhinandan como “un gesto de buena voluntad destinado a reducir las crecientes tensiones con la India” después de semanas en las que se temió una nueva guerra luego de que ambos países utilizaran aviones para misiones de bombardeos.

Las potencias mundiales, incluidos China y Estados Unidos, han llamado a la moderación para evitar otro conflicto entre los vecinos que han librado tres guerras desde la independencia de Gran Bretaña en 1947.

Las tensiones aumentaron rápidamente luego de un atentado suicida con coche bomba el 14 de febrero que mató al menos a 40 policías paramilitares de la India en la región de Cachemira, controlada por la India. India acusó a Pakistán de albergar al grupo Jaish-e Mohammad detrás del ataque, que Islamabad negó, y el primer ministro Narendra Modi prometió una fuerte respuesta.

Aviones de guerra indios llevaron a cabo ataques aéreos el martes dentro de Pakistán en lo que Nueva Delhi llamó campamentos de militantes. Islamabad negó que existieran tales campamentos, al igual que los aldeanos locales en el área, pero Pakistán tomó represalias el miércoles con su propia misión aérea, lo que llevó a que ambas partes afirmaran haber derribado aviones.

El enfrentamiento se produjo en un momento crítico para Modi, que enfrenta una elección general que debe celebrarse en mayo y que se esperaba que se beneficiara del orgullo nacionalista desencadenado por el enfrentamiento.

Los líderes paquistaníes dicen que la pelota está ahora en el tribunal de la India para reducir las tensiones, aunque el jefe del ejército paquistaní le dijo a los principales líderes militares de Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia el viernes que su país “seguramente responderá a cualquier agresión en defensa propia”.

Reporte adicional de Saad Sayeed; escrito por Drazen Jorgic; Editado en español por Janisse Huambachano

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below