November 1, 2019 / 11:53 AM / 16 days ago

Agentes de EEUU ven fallas en seguridad fronteriza de Guatemala

EL PROGRESO, Guatemala, 1 nov (Reuters) - En un puesto de control policial, cerca de Ciudad de Guatemala, diez oficiales estadounidenses vestidos de civil supervisaban a agentes fronterizos guatemaltecos que seleccionaban vehículos, revisaban documentos y se alistaban a tomar huellas digitales de migrantes indocumentados.

Foto de archivo de migrantes de Guatemala cruzando el Rio Bravo para entrar ilegalmente a Estados Unidos. Jun 11, 2019. REUTERS/Jose Luis Gonzalez

En una visita reciente que hizo Reuters, agentes del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS por sus siglas en inglés) supervisaban de cerca mientras los oficiales guatemaltecos detenían a todos los vehículos que transportaban más de cinco personas.

El programa estadounidense de entrenamiento para las fuerzas de seguridad guatemaltecas, que incluye capacitación en el uso de dispositivos biométricos, fue el primero de dos Acuerdos de Migración creados con el fin de que el país centroamericano detenga el flujo de solicitantes de asilo que van al norte.

“Los operativos se están realizando en puntos estratégicos”, dijo Keneth Morales, policía de la División de Puertos, Aeropuertos y Puestos Fronterizos del país (Dipafront). “Hemos detectado flujos migratorios y tránsito de ilícitos”.

Sin embargo, los agentes estadounidenses que participan en las capacitaciones dijeron a Reuters que encontraron deficiencias en sus contrapartes de Dipafront.

Los agentes de DHS que hablaron, y pidieron omitir sus nombres por seguridad, comentaron que muchos de los policías guatemaltecos desconocían sus propias leyes de migración o carecían de conocimientos básicos sobre técnicas de detención, manejo de armas e interrogatorio de migrantes indocumentados.

En otro puesto de control en Chiquimula, cerca de la frontera con El Salvador, “la gente nos pregunta si somos de la DEA (Administración para el Control de Drogas) y si estamos para ayudarles con el tema de la seguridad ... nadie les ha explicado qué estamos haciendo aquí “, dijo un agente estadounidense.

El programa tiene como objetivo entrenar a unos 200 policías guatemaltecos en la instalación de controles fronterizos más estrictos para detectar sospechosos de traficantes de personas y manejar las detenciones y repatriaciones.

MISIÓN DE ENTRENAMIENTO

Los agentes estadounidenses también están entrenando a policías de la división de antinarcóticos en primeros auxilios y otros cursos.

El Departamento de Seguridad Nacional en Washington no respondió a las solicitudes de comentarios sobre las observaciones que hicieron los capacitadores de DHS en Guatemala.

En los últimos meses, grupos de Derechos Humanos han argumentado que Guatemala, y sus vecinos El Salvador y Honduras, no tienen la capacidad institucional para llevar a cabo la ejecución y el trabajo de asilo exigidas por la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Al Acuerdo de Seguridad, alcanzado en mayo, que tiene una duración inicial de dos años, le siguió el Acuerdo de julio para recibir a más solicitantes de asilo. Luego, Honduras y El Salvador firmaron acuerdos similares.

Estos tres países envían el mayor número de migrantes al norte que buscan asilo en Estados Unidos, según datos del Servicio de Inmigración y Ciudadanía.

Las solicitudes de asilo en la frontera entre Estados Unidos y México alcanzaron un máximo de una década en 2018, según datos del gobierno estadounidense.

Bajo la supervisión de Estados Unidos, la Dipafront ha instalado puestos de control a lo largo de las carreteras recorridas el año pasado por las caravanas en las que viajaron miles de migrantes centroamericanos.

Trump arremetió repetidas veces contra las caravanas y, a principios de este año el gobierno de Estados Unidos redujo la ayuda para Centroamérica tras afirmar que la región necesitaba esforzarse más para evitar que los ciudadanos se fueran.

Pablo Castillo, portavoz de la policía nacional de Guatemala, dijo que era “falsa la visión” que los agentes dan de los oficiales guatemaltecos y criticó los comentarios de los estadounidenses.

Explicó que hay que tener en cuenta las diferencias entre los dos países en relación con los procedimientos policiales y los entrenamientos que cada uno realiza. Aun así, Castillo reconoció que Guatemala podría mejorar el entrenamiento del manejo de armas y equipar mejor a la policía.

Luis Enrique Arévalo, viceministro de seguridad de Guatemala, también rechazó las críticas y dijo que los oficiales salen capacitados de la escuela de policía nacional.

“Ningún policía nacional egresa de la academia sin poder utilizar bien las técnicas de arresto y el manejo de armas de fuego”, aseguró.

Reporte de Sofía Menchú, editado por Sharay Angulo

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below