December 26, 2018 / 7:34 PM / 25 days ago

EEUU amplía chequeos médicos tras muerte de niño guatemalteco, madre está "desesperada"

NENTÓN, Guatemala/WASHINGTON (Reuters) - Los niños migrantes recibirán chequeos médicos más exhaustivos después de que un menor guatemalteco de 8 años murió bajo la custodia autoridades estadounidenses esta semana, dijo el miércoles el Gobierno de Estados Unidos.

Un niño asiste al funeral de Jakelin Caal, la niña migrante de siete años que murió bajo custodia en Estados Unidos, en el pueblo de San Antonio Secortez, en Guatemala. Imagen de archivo. 25 diciembre de 2018. REUTERS/Carlos Barría

El niño que falleció el lunes, Felipe Gómez Alonzo, viajó hacia la frontera con su padre de 47 años, Agustín, desde Nentón, en la provincia de Huehuetenango, una comunidad rural al noroeste de Guatemala, dijo la portavoz de la cancillería de Guatemala, Marta Larra.

Gómez Alonzo es el segundo niño migrante que muere este mes bajo custodia de autoridades estadounidenses tras cruzar la frontera con México. A inicios de diciembre, Jakelin Caal, de siete años, también de Guatemala, falleció luego de ser arrestada junto con su padre por agentes de la frontera de Estados Unidos.

Sus padres, que hablan una lengua maya llamada Chuj y un poco de español, han solicitado una autopsia tan pronto como sea posible para que el cuerpo de Felipe Gómez sea repatriado a Guatemala, dijo Larra. Los resultados se esperan en aproximadamente una semana, añadió la funcionaria.

“Me siento triste y desesperada por la muerte de mi hijo”, dijo la madre del niño, Catarina Alonzo Pérez, de 32 años, por teléfono a Reuters desde su pueblo de Yalambojoch, con ayuda de un traductor.

La mayoría de las familias de Nentón son de origen indígena y subsisten de la agricultura de maíz y frijol, así como del dinero enviado por familiares que trabajan en Estados Unidos y México, según un informe del gobierno local.

Huehuetenango es la provincia que envía cada año al mayor número de migrantes al extranjero, dijo Larra a Reuters.

El fallecimiento de Gómez Alonzo provocó fuertes críticas de parte de algunos demócratas, y la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, anunció el miércoles cambios en las políticas para prevenir futuras muertes de niños bajo custodia.

Todos los menores bajo custodia de la patrulla fronteriza han recibido una “evaluación médica exhaustiva” y, a partir de ahora, también recibirán “una evaluación más completa y práctica” tan pronto como sea posible después de ser detenidos, ya sea que el adulto que esté con ellos lo solicite o no, dijo Nielsen en un comunicado.

La oficina de aduanas y protección fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), no ha dado a conocer una causa oficial de la muerte del menor.

El niño y su padre fueron detenidos el 18 de diciembre, en El Paso, Texas, por haber entrado al país de manera ilegal, dijo la agencia. Ambos recibieron comida caliente y agua y dos días después fueron trasladados a la estación de la patrulla fronteriza en El Paso, dijo la CBP.

El 23 de diciembre, fueron trasladados nuevamente a la estación de la patrulla fronteriza en Alamogordo, Nuevo México.

En la mañana del 24 de diciembre, un agente de la patrulla fronteriza notificó que el niño “estaba tosiendo y parecía tener los ojos brillantes”, dijo la CBP, y tanto el padre como el niño fueron trasladados a un hospital cercano.

Se encontró que el niño tenía fiebre y resfriado, pero fue dado de alta con una prescripción de un antibiótico y de ibuprofeno. Esa noche, Felipe comenzó a vomitar y su padre rechazó la ayuda médica porque su hijo se había sentido mejor, dijo CBP.

Unas horas después, el niño volvió a sentir náuseas y fue llevado de nuevo al hospital, donde murió poco antes de la medianoche. La CBP informó previamente que había fallecido temprano el martes.

Nielsen dijo que la muerte de niños migrantes bajo la custodia de autoridades estadounidenses es poco común, y señaló que en el año fiscal que finaliza el 30 de septiembre, seis inmigrantes murieron la custodia de la CBP, ninguno de los cuales era un niño. Había pasado más de una década desde que un menor muriera bajo la custodia de la CBP, agregó.

“Ahora está claro que los migrantes, particularmente los niños, enfrentan cada vez más problemas médicos y albergan enfermedades causadas por su largo y peligroso viaje”, dijo Nielsen, y agregó que viajaría a la frontera esta semana para observar los exámenes médicos y las condiciones en las estaciones de la patrulla fronteriza.

Nancy Pelosi, líder de los demócratas en la Cámara de Representantes, exigió el miércoles a la Oficina del Inspector General (OIG) una investigación por la muerte del menor.

La OIG ya realiza una pesquisa por la muerte de Caal y Pelosi dijo que el Congreso también planea investigar ambas muertes. “La muerte de dos niños bajo custodia de Estados Unidos es inadmisible”, afirmó Pelosi.

La representante demócrata Zoe Lofgren, quien presidirá desde el próximo mes el subcomité de la Cámara de Representantes que ve asuntos de migración y asuntos de seguridad fronteriza, prometió el miércoles supervisar las condiciones en que se encuentran las instalaciones donde la CBP mantiene a los migrantes.

Reporte de Sofía Menchú en Nentón, Guatemala, y Yeganeh Torbati en Washington. Reporte adicional de Daina Beth Solomon en Ciudad de México. Traducido por Sheky Espejo y Sharay Angulo. Editado por Adriana Barrera y Carlos Aliaga

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below