December 20, 2018 / 4:46 PM / a month ago

México acogerá temporalmente a solicitantes de asilo en EEUU

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - El Gobierno mexicano dijo el jueves que autorizará, “por razones humanitarias y de manera temporal”, el ingreso de ciertos extranjeros provenientes de Estados Unidos, luego de que su vecino del norte le informó de sus planes de devolverlos a México mientras tramiten sus pedidos de asilo.

Una familia de emigrantes, integrante de una caravana de miles de personas procedentes de Centroamérica con dirección a Estados Unidos, descansa en un albergue temporal cerca de la frontera en Tijuana, México. 19 diciembre 2018. REUTERS/Mohammed Salem

La Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana agregó en un comunicado que permitirá la entrada de extranjeros que hayan ingresado a Estados Unidos por un puerto de entrada, que hayan sido aprehendidos entre puertos de entrada o que hayan recibido una cita para presentarse ante un juez migratorio estadounidense.

“México reafirma su derecho soberano de admitir o rechazar el ingreso de extranjeros a su territorio, en ejercicio de su política migratoria”, dijo la Cancillería mexicana.

“El Gobierno de México ha decidido tomar las (...) acciones en beneficio de las personas migrantes, en particular a los menores de edad (...) así como para proteger el derecho de aquellos que desean iniciar y seguir un procedimiento de asilo en territorio de Estados Unidos”, agregó.

En la práctica, México ya está recibiendo a miles de migrantes que solicitan asilo en Estados Unidos.

Entre octubre y noviembre, miles de centroamericanos escaparon de la pobreza y violencia en casa y atravesaron México en varios grupos rumbo a Estados Unidos. Según el Gobierno mexicano, casi 10,000 personas integraron esas numerosas caravanas de migrantes.

Varios miles aún se encuentran estacionados en el norte de México en espera de poder cruzar a Estados Unidos. Otros regresaron a sus países de origen y algunos no tuvieron suerte y perdieron la vida, como ocurre con varios cada año.

La Cancillería de México dijo que garantizará que las personas extranjeras que hayan recibido un citatorio para tramitar su ingreso a Estados Unidos “gocen plenamente” de los derechos y libertades establecidos en su Constitución.

Además, aseguró que la medida anunciada no constituye un esquema de “Tercer País Seguro”, mediante el cual los solicitantes de asilo en Estados Unidos -que hayan pasado por el territorio mexicano- sean enviados a México para procesar su solicitud en tierras aztecas.

Sin embargo, Tonatiuh Guillén, el jefe del Instituto Nacional de Migración (INM), dijo que no será posible aplicar la medida en el corto plazo porque el país no tiene la capacidad operativa ni jurídica para hacerlo.

“No es que nos estemos oponiendo (pero) no tenemos la estructura operativa ni la figura jurídica para el retorno; esos son los obstáculos”, dijo Guillén en rueda de prensa.

“Hasta que no tengamos capacidad operativa y hasta que lo norme la ley no podemos empezar a operar, no podemos recibir, no estamos en condiciones de recibir”, agregó.

MÉXICO BUSCA RESPALDO, NO DÁDIVAS

El presidente Andrés Manuel López Obrador, quien asumió el cargo el 1 de diciembre, ha dicho que buscará eliminar las causas de la migración creando más empleos y mejorando las condiciones de vida en el sur México y América Central.

Para ello, Estados Unidos y México anunciaron el martes que destinarán 35,600 millones de dólares para el desarrollo de los países del Triángulo Norte de Centroamérica y el sur mexicano.

Sin embargo, especialistas criticaron la medida al asegurar que aproximadamente la mitad del monto de inversión de Estados Unidos -10,600 millones de dólares- no corresponde a desembolsos nuevos y que una parte importante de esos fondos es para invertir a través de proyectos impulsados por la OPIC, una institución financiera estadounidense.

“No es realmente ayuda, son préstamos del sector privado (o garantías de préstamos). Los préstamos del sector privado hacen muy poco para abordar las razones por las cuales los centroamericanos están migrando”, dijo a Reuters Adam Isacson, de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA).

“No arreglarán sistemas policiales o judiciales fracturados ni combatirán la corrupción y beneficiarán a las grandes industrias y la agroindustria, ni a los pequeños agricultores que apenas pueden mantenerse a sí mismos”, agregó.

Una fuente de la cancillería mexicana aseguró que no se pretendía hacer pasar toda la inversión como nueva, pero también aseguró que es lo que se necesita para generar puestos de trabajo y fomentar mejores condiciones de vida.

“Lo que buscamos es respaldo para los proyectos estratégicos del presidente López Obrador (...) buscamos respaldo para nuestros propios vehículos de inversión, que otras empresas de Estados Unidos puedan participar en nuestros proyectos”, dijo la fuente que solicitó el anonimato.

“No se trata de que Estados Unidos nos escribiera un cheque diciendo ‘mira México, ahí está tu lana (dinero)’. Eso México no lo necesita”, agregó. “No necesitamos directamente que nos financien nada. Pedir asistencia es regresar el reloj muchos años”.

López Obrador está apostando a volver competitivo el sur de México -la zona más pobre del país- mediante la construcción de vías férreas, autopistas y una refinería.

Escrito por Diego Oré; Reporte adicional de Verónica Gomez Sparrowe y Daina Beth Solomon; Editado por Carlos Serrano y Manuel Farías

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below