November 30, 2019 / 12:58 PM / 8 days ago

Manifestantes queman neumáticos en el sur de Irak en otra protesta antigubernamental

BAGHDAD, 30 nov (Reuters) - Manifestantes quemaron neumáticos y rodearon una comisaría de policía en la ciudad de Nassiriya, en el sur de Irak, el sábado, dijo un testigo de Reuters, haciendo presión sobre las demandas de una reforma radical a pesar de la promesa del primer ministro de dimitir.

Un vehículo incendiado de las fuerzas de seguridad iraquíes se ve después de los enfrentamientos con manifestantes durante las protestas antigubernamentales en curso, en Nassiriya, Irak, el 29 de noviembre de 2019. REUTERS/Stringer

El primer ministro Adel Abdul Mahdi anunció su dimisión el viernes tras un llamamiento del principal clérigo musulmán chiita de Irak para que el gobierno renuncie y ponga fin a semanas de disturbios violentos.

Los enfrentamientos, que han causado la muerte de más de 400 personas, en su mayoría manifestantes, constituyen la mayor crisis a la que se enfrenta el Irak desde que los insurgentes de Estado Islámico se apoderaron de vastas franjas del territorio iraquí y sirio en 2014.

Principalmente, enfrenta a manifestantes chiitas jóvenes y descontentos contra un gobierno dominado por los chiitas respaldado por Irán y acusado de despilfarrar la riqueza petrolera de Irak mientras que la infraestructura y el nivel de vida se deterioran.

Las fuerzas de seguridad han utilizado munición real, gas lacrimógeno y granadas contra los manifestantes durante casi dos meses. Decenas de los más de 400 muertos han sido asesinados en los últimos días, en particular en las ciudades meridionales de Nassiriya y Najaf.

El gabinete iraquí aprobó la dimisión de Abdul Mahdi, dijo el sábado un comunicado de su oficina, pero el parlamento aún no ha retirado su apoyo al primer ministro en una sesión celebrada el domingo, que lo hará oficial.

“El gobierno ha hecho todo lo posible para responder a las demandas de los manifestantes y promulgar reformas... y llama al parlamento a encontrar soluciones (a los disturbios) en su próxima sesión”, decía la declaración.

Los manifestantes iraquíes han acogido con satisfacción la dimisión, pero dicen que no es suficiente. Exigen la reforma de un sistema político que, según ellos, es corrupto y los mantiene en la pobreza y sin oportunidades.

El clérigo populista Moqtada al-Sadr, que ha apoyado las protestas pero no las ha apoyado con todo su peso, dijo a última hora del viernes que las manifestaciones deberían continuar

“El próximo candidato a primer ministro debe ser elegido por referéndum popular y de entre cinco candidatos propuestos”, sugirió Sadr en una declaración en Twitter. También dijo que mientras tanto los manifestantes deberían presionar en sus demandas, pero rechazar la violencia.

La quema de manifestantes del consulado iraní en Najaf el miércoles aumentó los disturbios y condujo a la dimisión de Abdul Mahdi. En Nassiriya, los enfrentamientos mortales estallaron el jueves horas después del incendio del consulado de Najaf.

Nassiriya fue el escenario de la peor violencia que ha afectado a un Irak cansado de la guerra desde que comenzaron las protestas antigubernamentales en Bagdad el 1 de octubre.

Información de John Davison, redacción de Baghdad y Reuters TV; editado por Toby Chopra; traducido por Andrea Ariet en la redacción de Gdansk

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below