April 8, 2019 / 3:27 PM / 2 months ago

Ultraderechista partidario del cannabis podría ser clave en elecciones en Israel

JERUSALÉN (Reuters) - Su plataforma política podría no ser más que una quimera, una propuesta embriagadora que mezcla la legalización del cannabis con la reconstrucción de un templo bíblico, pero el candidato ultraderechista Moshe Feiglin podría ser clave en las elecciones que se realizarán en Israel el martes.

Foto de archivo de Moshe Feiglin, líder partido ultraderechista Zehut, durante un mitin electoral en Tel Aviv, Israel. REUTERS/Corinna Kern.

Con el apoyo de votantes jóvenes que se sienten excluidos, el nuevo partido Zehut de Feiglin ha subido en las encuestas, que anticipan que podría obtener hasta seis de los 120 escaños del Parlamento israelí y quizás inclinar la balanza en la eventual formación de coaliciones que seguirán a la votación.

Feiglin ha destacado que las condiciones para entregar el apoyo al centroderechista Likud del primer ministro Benjamin Netanyahu o al centrista partido Azul y Blanco de Benny Gantz son la legalización del cannabis y el control del Ministerio de Finanzas, donde quiere recortar los impuestos corporativos y eliminar los aranceles aduaneros.

Junto con apostar por el libre mercado y la legalización de la marihuana, este exmiembro del Likud de 56 años pide la anexión de la ocupada Cisjordania y la Franja de Gaza, pagar subvenciones para que los palestinos emigren del país y construir un tercer templo judío en el lugar sagrado de Jerusalén donde alguna vez hubo dos templos bíblicos.

El complejo religioso, venerado por los judíos como el Monte del Templo y por los musulmanes como el Noble Santuario, alberga las mezquitas Al-Aqsa y la Cúpula de la Roca y representa uno de los enclaves más sensibles del conflicto israelí-palestino.

“Mi solución es justa, porque esta es la tierra de Israel, no la tierra de Ismael. Es la tierra del pueblo judío”, dijo Feiglin a Reuters.

Pero son sus intentos por la legalización de la marihuana para uso recreativo lo que parece haber encendido los ánimos en muchos votantes jóvenes en Israel, donde fumar cannabis es algo popular.

“El cannabis es una pequeña parte de su encanto”, dijo Uriya Peled, una maestra de 27 años que acudió a un bar de Rishon Lezion, una ciudad cercana a Tel Aviv, para escuchar a Feiglin. “No me considero de derecha, ni de izquierda o de centro, solo quiero libertad”.

Los críticos consideran a Feiglin como un lobo con piel de oveja que utiliza la popularidad de la marihuana para captar el voto de los jóvenes para promover una agenda extremista.

“Porros en el Monte del Templo”. Así tituló recientemente un editorial el diario israelí de izquierda Haaretz, donde condenaba los “sueños ridículos de libertad y cannabis” de Feiglin y su “visión ultranacionalista y peligrosa”.

No obstante, Feiglin parece encantado con su recién descubierto atractivo.

“No son idiotas”, dijo el sábado Feiglin, en referencia a sus partidarios, en un programa de televisión. “Una nueva generación que reclama libertad y es muy inteligente se ha levantado en Israel, y no es el cannabis lo que los está atrayendo”.

Reporte de Maayan Lubell, Rami Amichai y Ron Bousso, editado en español por Elena Rodríguez y Rodrigo Charme

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below