March 17, 2019 / 10:03 AM / 2 months ago

Mientras Xi viaja a Italia, el Vaticano dice que China no debe temer a la iglesia

CIUDAD DE VATICANO (Reuters) - Un alto funcionario del Vaticano dice que el gobierno de China no debe temer la “desconfianza u hostilidad” de la Iglesia Católica Romana, en medio de especulaciones sobre si el Presidente Xi Jinping se reunirá con el Papa Francisco esta semana.

En la imagen de archivo, el presidente de China, Xi Jinping, asiste a una reunión con el presidente parlamentario de Portugal, Eduardo Ferro Rodrigues, en el Parlamento de Lisboa, Portugal, el 5 de diciembre de 2018.REUTERS/Pedro Nunes/

Fuentes del Vaticano han dicho que Francisco está dispuesto a reunirse con Xi y que los intermediarios habían hecho propuestas al Vaticano, pero la parte china aún no había pedido formalmente una reunión. Cualquier encuentro sería el primero entre un líder chino y un Papa.

La visita de Xi, que comienza el jueves, es su primera a Italia tras un acuerdo histórico en septiembre entre el Vaticano y el gobierno chino sobre el nombramiento de obispos en China.

Pekín cortó las relaciones diplomáticas con el Vaticano en 1951 y sigue preocupado de que una Iglesia independiente en China pueda amenazar su autoridad.

“La Santa Sede no tiene desconfianza ni hostilidad hacia ningún país”, escribió el martes el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, en la introducción de un nuevo libro que va a publicarse sobre China.

Parolin, superado solo por el Papa en la jerarquía del Vaticano, dijo que el trabajo de la Iglesia Católica en China “no puede separarse de una postura de respeto, estima y confianza hacia el pueblo chino y sus legítimas autoridades estatales” en otro aparente intento del Vaticano para disipar las preocupaciones de Pekín.

Si bien el histórico acuerdo de septiembre inició un diálogo directo sin precedentes entre el Vaticano y China, Pekín y la Santa Sede no han reanudado las relaciones diplomáticas.

Parolin escribió que los “nudos inextricables” previamente en las relaciones entre China y el Vaticano podrían desatarse a través de un enfoque nuevo y unificado que involucra una mezcla de “teología, ley, trabajo pastoral e incluso diplomacia.

Es habitual que los jefes de estado y de gobierno que visitan Italia también conozcan al Papa. Una fuente del Vaticano dijo que la visita podría programarse en el programa de Xi “en el último minuto”. Un portavoz del Vaticano dijo que actualmente no está en la agenda del Papa.

El acuerdo de septiembre, que está en proceso desde hace más de 10 años, da al Vaticano una opinión largamente buscada en la elección de obispos en China. Los críticos, particularmente los católicos conservadores, lo han calificado como una completa invasión del gobierno comunista.

Los aproximadamente 12 millones de católicos de China se han dividido entre una iglesia clandestina que juraba lealtad al Vaticano y la Asociación Patriótica Católica supervisada por el Estado. Ahora ambos bandos reconocen al papa.

Información de Philip Pullella; Editado por Toby Chopra; Traducido al español por Carlos Ruano

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below