January 18, 2020 / 5:04 PM / a month ago

Las fuerzas de seguridad libanesas se enfrentan a los manifestantes cerca del parlamento

Un manifestante lanza gas lacrimógeno durante una protesta contra una élite gobernante acusada de conducir al Líbano hacia una crisis económica en Beirut, Líbano, el 18 de enero de 2020. REUTERS/Mohamed Azakir

BEIRUT, 18 ene (Reuters) - Las fuerzas de seguridad de Beirut dispararon gas lacrimógeno y utilizaron cañones de agua cerca del parlamento libanés el sábado en enfrentamientos con manifestantes armados con ramas de árboles y postes de señalización.

Tras una pausa en las protestas, en gran parte pacíficas, que estallaron en todo el país en octubre por el estado de la economía, los manifestantes volvieron a llenar las calles esta semana en contra la élite gobernante que ha llevado al país a su peor crisis económica en décadas.

La policía ha herido a docenas de personas en las protestas de los últimos días, lo que ha alarmado a los grupos de derechos humanos. La ira contra los bancos -que han restringido el acceso de la gente a sus ahorros- se desbordó, y los manifestantes destrozaron las fachadas de los bancos y los cajeros automáticos el martes por la noche.

Las Fuerzas de Seguridad Interna de Líbano dijeron el sábado que la policía de Beirut estaba siendo confrontada “violenta y directamente” en una de las entradas del parlamento. En un tweet, pidió a la gente que abandonara la zona por su propia seguridad.

Testigos dijeron que vieron a jóvenes que lanzaban piedras y macetas hacia la policía antidisturbios, mientras que los manifestantes trataban de entrar en un distrito fuertemente atrincherado del centro de Beirut, donde está localizado el parlamento.

Cientos de manifestantes marcharon y corearon contra la clase política en otras partes de la capital. En una de las protestas se leía en una gran pancarta: “Si el pueblo pasa hambre, se comerá a sus gobernantes”.

Los disturbios, que surgieron de la ira contra la corrupción y el creciente costo de vida, obligaron al primer ministro Saad al-Hariri a renunciar en octubre. Desde entonces, los políticos en pugna no han logrado acordar un nuevo gabinete o un plan de rescate.

La libra libanesa ha perdido casi la mitad de su valor, mientras que la escasez de dólares ha hecho subir los precios mientras la confianza en el sistema bancario se ha derrumbado.

Información de Ellen Francis; Editado por Mike Harrison; traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below