March 12, 2019 / 1:57 PM / 7 months ago

Grupos DDHH muestran inquietud por trabajadores ante potencial expansión del Mundial en 2022

DOHA (Reuters) - Los intentos de la FIFA para expandir el Mundial 2022 y llevar el torneo a países vecinos de Qatar podría generar un incumplimiento de los estándares del propio ente futbolístico, ​​dijeron el martes grupos de derechos humanos.

Imagen general de la construcción del Lusail Stadium, que albergará la final el Mundial de Qatar 2022, en Lusail City, al norte de Doha, Qatar. 19 septiembre 2018. Qatar Supreme Committee for Delivery and Legacy/Entrega vía Reuters. ATENCIÓN EDITORES - LA IMAGEN FUE ENTREGADA POR UNA TERCERA PARTE

La FIFA discutirá la ampliación del torneo de 32 a 48 selecciones en una reunión esta semana, un formato que, asegura el organismo, probablemente requiera la organización de partidos en estados vecinos del Golfo Pérsico, como Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Kuwait u Omán.

“Hay claros riesgos de derechos humanos asociados con la adición de nuevas sedes para la Copa del Mundo 2022”, dijo Stephen Cockburn, subdirector de Asuntos Globales de Amnistía Internacional.

“No es menos importante la potencial explotación generalizada de trabajadores migrantes que brindan servicios de construcción y otros para el Mundial, lo que podría ensombrecer el evento deportivo más grande del mundo”, agregó.

Qatar ha sido criticado por grupos de derechos humanos en los últimos años porque sus leyes laborales restringen la capacidad de los trabajadores de abandonar el país, cambiar de empleo y cobrar salarios adeudados, lo que los hace vulnerables a abusos.

Doha dice estar comprometido con las reformas y ha promulgado medidas como introducir un salario mínimo, poner fin a los requisitos para salir del país para la mayoría de los trabajadores y la creación de paneles arbitrales para escuchar las quejas de los trabajadores.

No hubo el martes una reacción inmediata de otros países árabes del Golfo Pérsico.

Si bien algunos países, como Emiratos Árabes Unidos, han introducido reformas laborales, organismos de derechos humanos aseguran que sus leyes laborales a menudo dejan a los trabajadores vulnerables a las restricciones a la libertad de movimiento.

En una carta dirigida al presidente de la FIFA, Gianni Infantino, grupos como Amnistía Internacional, Human Rights Watch y la Confederación Sindical Internacional dijeron que la FIFA debe asegurarse de que las potenciales nuevas sedes cumplan con los estándares de derechos humanos introducidos por el organismo futbolístico en 2017 y que prometan reformas similares.

Un portavoz de la FIFA dijo que el compromiso del organismo con los derechos humanos es “inequívoco” y está escrito en los requisitos para ser sede de todos los futuros torneos. El portavoz sostuvo también que el estudio de factibilidad presentado el viernes confirmó que estas normas se aplicarán a cualquier país coanfitrión.

Las perspectivas de expandir el torneo se han visto complicadas por una disputa diplomática en el Golfo Pérsico originada porque Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin impusieron un boicot político y económico a Qatar a mediados de 2017 por acusaciones de que apoya el terrorismo, algo que Doha niega.

La FIFA ha intentado ver la disponibilidad de Kuwait y Omán, que se han mantenido neutrales en la disputa, para ser sedes alternativas del evento, según un informe de The New York Times.

Reporte de Eric Knecht; reporte adicional de Ahmed Haggagy; editado en español por Rodrigo Charme

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below