February 4, 2020 / 4:33 PM / 2 months ago

Juegos Olímpicos y el Año de la Rata dan rol protagónico a los capibaras de Japón

ITO, Japón, 4 feb (Reuters) - Mientras se remojan en vaporosas aguas termales, los roedores gigantes o capibaras del parque de animales japonés Izu Shaboten Koen mueven sus orejas y cierran los ojos ante las cámaras de unos fascinados espectadores, que interrumpen su siesta del mediodía.

Visitantes del zoológico Izo Shaboten en Ito toman fotos a capibaras que toman un baño en aguas termales. February 1, 2020. Picture taken February 1, 2020. REUTERS/Sakura Murakami

Puede que no lo sepan, pero los cinco capibaras son la atracción principal del zoológico, situado a unas dos horas en tren de Tokio, la ciudad sede de los Juegos Olímpicos que se celebran este año en el verano boreal.

Los cuidadores del zoológico confían en el atractivo turístico de los roedores más grandes del mundo para sacar provecho de la fortuita coincidencia de Japón como organizador de los Juegos Olímpicos durante el Año de la Rata.

“Los capibaras son la mayor atracción de nuestro zoológico, por lo que estamos aprovechando el Año de la Rata como una oportunidad para aumentar aún más su popularidad”, dijo Masahiro Takeda, uno de los encargados del zoo Izu Shaboten Koen.

“Realmente esperamos que esto también llegue a personas de todo el mundo que visitan Japón”, agregó.

Irónicamente, a los capibaras, que son nativos de las selvas tropicales de Sudamérica, se les ha atribuido el incremento en la popularidad del zoológico en los meses de invierno boreal.

La tradición invernal de ofrecer baños diarios a los capibaras comenzó hace casi 40 años, cuando un asistente del zoológico que limpiaba un corral descubrió a los animales acurrucados juntos, revolcándose en un charco de agua caliente.

En un país con cerca de 3.000 zonas de aguas termales, los baños se convirtieron rápidamente en una práctica habitual en Izu Shaboten Koen y otros zoológicos de Japón, donde el número de capibaras creció de 126 en 2006 a 422 en 2016.

Los roedores han inspirado un popular juguete de felpa llamado “kapibara-san” y se han publicado cientos de miles de videos en internet que muestran a capibaras bañándose.

En Izu Shaboten Koen, los capibaras, que pesan entre 35 y 65 kilos, comen manzanas y hojas arrojadas por sus cuidadores en los baños calientes antes de quedarse dormidos. Cuando despiertan, los visitantes pueden ponerse mitones especiales para acariciarles y alimentarles.

Los visitantes que se detienen por un momento para comer algo en el restaurante del zoológico pueden disfrutar de una hamburguesa con motivos de capibara, que incluye panecillos con la forma del animal, con ojos y boca de chocolate.

Takeda dijo que no tenía datos exactos, pero estimó que el zoológico ha recibido entre 20% y 30% más de visitantes en la temporada de invierno boreal desde que comenzó a exhibir los baños de los capibaras.

“Sólo había visto a los capibaras bañarse en aguas termales por televisión, así que realmente quería verlo en persona”, dijo Kayo Kogai, de 23 años, quien visitaba Izu Shaboten Koen durante un fin de semana.

“Se ven tan relajados (...) Realmente me gustaría estar con ellos en su baño”, agregó riéndose Mizuki Aoki, de 23 años, amiga de Kogai.

Reporteado por Sakura Murakami. Editado en español por Benjamín Mejías Valencia y Marion Giraldo

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below