March 7, 2020 / 5:11 PM / 25 days ago

"Despreciable". Mujeres indignadas por tibia respuesta de presidente mexicano a violencia de género

CIUDAD DE MÉXICO, 6 mar (Reuters) - El presidente de México se vende como defensor de los derechos de la mujer, a la que considera “más honradas” que los hombres. Para enfatizar esta postura, hizo historia en diciembre de 2018 al poner a mujeres en la mitad de los puestos de su gabinete.

Imagen de archivo. Mujeres protestan contra la violencia de género y feminicidios frente al monumento del Ángel de la Independencia en la Ciudad de México. 22 de febreror de 2020. REUTERS/Gustavo Graf

Pero la aireada reacción de Andrés Manuel López Obrador a las críticas al gobierno por los brutales asesinatos de mujeres en las últimas semanas ha enfadado a las feministas y ha socavado su apoyo entre las votantes, ayudando a alimentar las protestas y los llamados a una masiva huelga la próxima semana.

El apoyo a una “huelga” de mujeres sin precedentes el lunes ha aumentado, pese a que López Obrador ha tratado de pintar el evento como un cínico intento de los oponentes políticos de desacreditarlo y capitalizar los problemas que él dice ellos mismos crearon.

Tales comentarios lucen carentes de empatía, lo que pone de manifiesto el punto débil de un gobierno que ya sufre para hacer frente a la violencia del crimen organizado, la impunidad y el estancamiento de la economía.

“Como mujer y ciudadana me siento indignada”, dijo Claudia Calvin, consultora en género y tecnología. “Es despreciable que el jefe de este país no haya podido comprender la importancia de la mujer y el impacto de la violencia”, subrayó.

Los aliados del presidente rechazan tales críticas.

Irma Sandoval, secretaria de la Función Pública, describió a López Obrador como “el presidente más feminista de la historia contemporánea”.

Las encuestas sugieren que las mujeres son cada vez más escépticas.

López Obrador sigue siendo popular. Pero su apoyo nunca ha sido tan bajo como lo es antes de la huelga en la que las mujeres no asistirán al trabajo, la escuela ni a espacios públicos.

Una encuesta de Consulta Mitofsky mostró que su índice de aprobación entre las mujeres cayó unos tres puntos porcentuales de enero a febrero, a 52.7%. Entre los hombres, bajó 0.6 puntos a 59.2%.

INCOMPATIBLE

La tendencia del presidente a desestimar las críticas y las protestas de las mujeres ha causado malestar dentro del gobierno.

Diciendo que pondría “a los pobres primero”, López Obrador tomó el poder prometiendo enfrentar la desigualdad y la violencia crónicas en el país.

La confrontación con las mujeres le provoca incomodidad, pues México aún tiene que enfrentar problemas más básicos que en economías avanzadas, donde los debates sobre la igualdad de género son más sobresalientes, dijo un funcionario, hablando bajo condición de anonimato.

López Obrador se describió a sí mismo como un “humanista” el viernes cuando se le preguntó en una conferencia de prensa diaria si era feminista y señaló problemas más profundos en México.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, ha tratado de mitigar las afirmaciones de que la efervescencia social, incluyendo una marcha masiva planeada para el Día Internacional de la Mujer este domingo, tiene motivos ocultos.

“Que es un movimiento de las mujeres, por las mujeres, con las mujeres y en contra de la violencia, lo es”, dijo la semana pasada.

Una intervención de la primera dama de México sobre el tema también causó vergüenza al gobierno. Primero, ella salió en apoyo de la huelga, pero rápidamente cambió de opinión.

“¿Qué harían sin nosotras?”, escribió Beatriz Gutiérrez en Instagram el 20 de febrero junto a una imagen promoviendo la huelga.

Más tarde ese día, apoyó una contramanifestación en apoyo de su marido que instaba a las mujeres a ser visibles en las calles. López Obrador dijo que no sabía por qué ella había cambiado de opinión.

México celebra elecciones legislativas intermedias el próximo año y si el presidente no puede detener la caída del apoyo entre las mujeres, podría costarle el control del Congreso.

Los asesinatos de mujeres por razones de género, conocidos como feminicidios, aumentaron a 976 casos el año pasado, más del doble del total de cinco años antes.

Editado en español por Adriana Barrera

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below