March 9, 2019 / 1:16 PM / 6 months ago

Opositor Guaidó llama a una "gran toma de Caracas"; Venezuela sigue sin energía

CARACAS (Reuters) - El líder opositor Juan Guaidó convocó el sábado a una gran protesta contra el gobierno de Nicolás Maduro en la capital Caracas, en medio de un gran apagón eléctrico que se prolongaba por más de 50 horas.

Venezuelan opposition leader Juan Guaido, who many nations have recognized as the country's rightful interim ruler, attends a rally against Venezuelan President Nicolas Maduro's government in Caracas, Venezuela March 9, 2019. REUTERS/Ivan Alvarado - RC1D60547AD0

El país, miembro de la OPEP, vive una crisis económica y una nueva ola de agitación política avivada por el joven presidente del Congreso, Juan Guaidó, que se proclamó presidente y que es reconocido como tal por decenas de países.

El presidente Maduro y su gobierno dicen que el apagón es obra de sus rivales apoyados por Washington, que quieren derrocarlo.

La falla es por “ataques absolutamente de alta generación científica, de alta tecnología (...), ataques electromagnéticos contra las líneas de transmisión para generar interrupción de los procesos de transmisión y sabotear el proceso de reconexión nacional”, dijo Maduro en un acto en el Palacio de Miraflores.

“La derecha le ha clavado una puñalada, junto al imperialismo, al sistema eléctrico, y nosotros estamos buscando curarla pronto”, agregó.

El corte en Caracas y el resto del país comenzó el jueves por la tarde y, tras reanudarse brevemente el suministro en algunas áreas el viernes, la falla se prolongaba al sábado, en medio de una jornada de manifestaciones convocadas por la oposición y el gobierno.

La mayoría de las regiones del país ya llevaba 50 horas sin servicio de energía, lo que perjudicaba el suministro de agua y las comunicaciones.

“¡Toda Venezuela a Caracas!”, grito Guaidó parado sobre el techo de una camioneta en el suroeste de la ciudad.

El líder opositor anunció que en los próximos días iniciará con diputados un recorrido por el país para la “Gran toma de Caracas” y se refirió a una posible intervención internacional en Venezuela.

“Hay que ser responsables; esa opción está sobre la mesa, pero yo no sería digno del cargo que me ha tocado desempeñar si no les dijera claramente: Esa opción implica en cualquiera de sus variantes sangre, y aquí el único que se mantiene sobre sangre es el usurpador de Miraflores”, dijo Guaidó.

El ingeniero de 35 años se proclamó presidente interino el 23 de enero invocando artículos de la Constitución y fue reconocido por Estados Unidos y decenas de países, que acusan que Maduro fue reelegido en comicios fraudulentos.

Diputados dijeron que la policía obligó a medianoche desmontar la tarima que la oposición instalaba para el acto en la Avenida Victoria, una zona del suroeste de Caracas.

Tras un breve forcejeo temprano entre opositores y policías antimotines, el acto se desarrolló sin mayores incidentes y la principal preocupación parecían ser los efectos del apagón.

El Palacio de Miraflores, sede del gobierno, también quedó sin servicio temporalmente al mediodía del sábado, según testigos Reuters.

Seis de los 23 estados venezolanos seguían el sábado al mediodía sin el servicio, dijo Diosdado Cabello, segundo hombre del gobierno y presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, en declaraciones a la televisión estatal.

EMERGENCIAS

El gobierno ha dicho que la falla en la central hidroeléctrica de Guri, en el sur del país, fue “un sabotaje”, pero especialistas creen que se trató de un desperfecto en el sistema de transmisión y que las demoras en repararlo se deben a la falta de equipos y de técnicos.

La organización no gubernamental Médicos por la Salud denunció que la falta de suministro de energía y el mal funcionamiento, o la carencia de plantas de respaldo, han provocado la muerte de 17 personas en hospitales públicos de Caracas y otras localidades del país, pero no han entregado detalles.

El Ministerio de Comunicación no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre estos reportes.

En Maracaibo, en el noroeste del país, los médicos de guardia de la modesta Clínica privada “San Lucas” estaban sentados en la puerta de la sala de emergencia, que estaba en completa oscuridad.

“No tenemos servicio, ni pacientes recluidos, porque la planta está parada”, dijo Chiquinquirá Caldera, encargada del área administrativa, mientras jugaba damas con los médicos que hacían guardia.

Alexis Villalobos de 42 años comerciantes de víveres secos, estaba a la espera del de ser atendido en la sala de emergencia de la Clínica Amado, también en Maracaibo.

“Se han robado el dinero para los proyectos de la electricidad, acá están sufriendo, más que todo son los niños, y las personas de la tercera edad. Esto no se había visto nunca” agregó.

Reporte de Vivian Sequera, Mayela Armas, Deisy Buitrago y Shailym Castro en Caracas, de Tibisay Romero en Valencia, Anggy Polanco en San Crisóbal y José Bula Urrutia en Maracaibo. Editado por Natalia Ramos y Javier López de Lérida

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below