January 28, 2019 / 2:12 PM / 6 months ago

Venezuela arranca semana con más llamados a tomar las calles en contra y pro Maduro

CARACAS (Reuters) - Venezuela inició el lunes una semana con llamados a nuevas manifestaciones tanto a favor como en contra del presidente Nicolás Maduro, mientras se mantiene la presión internacional para que el mandatario convoque a elecciones.

El líder opositor venezolano y juramentado presidente interino Juan Guaidó, acompañado por su esposa Fabiana Rosales, habla a los medios de comunicación después de una santa misa en Caracas, Venezuela, el 27 de enero de 2019. REUTERS / Carlos Garcia Rawlins

La nación petrolera vive renovadas tensiones políticas luego de que la juramentación de Maduro el 10 de enero para un nuevo sexenio provocó el rechazo de países de la región, Estados Unidos y Europa, que a su vez respaldaron la semana pasada al opositor Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, como el legítimo presidente.

Guaidó convocó a actos de calle para el miércoles y el sábado. Por su parte, el oficialismo siguió haciendo concentraciones en varias partes del país denunciando un “golpe de Estado continuado”, planificado por Estados Unidos para derrocar a Maduro y apoderarse de las riquezas del país.

“Alerta el pueblo en general (...) en defensa de la revolución”, dijo el primer vicepresidente del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, en un discurso ante una concentración en el occidental estado Lara tras burlarse de las convocatorias de la oposición.

En Estados Unidos “saben que nosotros no nos vamos a rendir, que tendría que venir una gran operación de exterminio contra el pueblo chavista, contra el pueblo venezolano”, advirtió.

VIENDO LA SITUACIÓN DE CERCA

En el Pentágono, el secretario encargado de Defensa de Estados Unidos, Patrick Shanahan, evadió responder preguntas de periodistas sobre la posibilidad de una participación militar de su país en Venezuela.

Se limitó a decir: “Aquí en el Departamento de Defensa estamos viendo muy de cerca la situación”.

Por su parte, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, reiteró la disposición del gobierno a hablar con sus rivales políticos. “Nosotros dialogaremos en Venezuela con el sector que corresponda, cuando sea necesario”.

Guaidó, un ingeniero de 35 años que se juramentó el 23 de enero durante una multitudinaria manifestación, sumó nuevos respaldos el lunes cuando recibió el apoyo de Australia como presidente encargado de la nación sudamericana, así como de Israel.

El dirigente opositor llamó a sus simpatizantes a salir a las calles el miércoles y a seguir entregando copias de un proyecto de ley de amnistía para civiles y militares que desobedezcan a Maduro, un campaña callejera que comenzó el domingo en todo el país.

“Debemos seguir unidos como agentes de cambios activos en cada rincón del país (...) ¡Vamos bien, muy bien Venezuela!”, escribió el lunes Guaidó, quien afirma que Maduro usurpó el poder tras adjudicarse el triunfo en unas controversiales elecciones en 2018.

En su cuenta de Twitter también convocó a los venezolanos a salir el sábado, “no solo en todo el territorio nacional sino en todo el mundo, para respaldar el apoyo de la Unión Europea al reconocimiento de nuestra lucha y su ultimátum al usurpador”.

CRECEN LAS DETENCIONES

El pulso de poder entre Maduro y Guaidó ha provocado una serie de protestas y denuncias de grupos de derechos humanos sobre abusos policiales.

Los grupos no gubernamentales Foro Penal y Provea dijeron en conferencia de prensa el lunes que 850 personas han sido detenidas y 35 asesinadas en todo el país desde el 21 de enero, cuando iniciaron protestas y cacerolazos contra el gobierno. Agregaron que la mayoría de las detenciones han sido sin órdenes, de forma arbitraria, especialmente en barrios pobres.

“Toda la cadena de mando que haya producido el asesinato de un manifestante o la ejecución de una persona tiene responsabilidad penal”, dijo el activista Marino Alvarado advirtiendo de posibles procesos ante la Corte Penal Internacional.

La crisis económica sin precedentes en Venezuela, sumergida en recesión desde hace cinco años y una inflación sideral de más de un millón por ciento, ha provocado la salida de unos tres millones de personas desde el 2015, según Naciones Unidas.

Las agencias de migración y refugiados de Naciones Unidas denunciaron el lunes ataques físicos y verbales contra los venezolanos en América Latina e instaron a los líderes de la región a condenar la xenofobia y a mostrar solidaridad.

“Aunque aislados y no representativos, estos actos de odio, intolerancia y xenofobia son extremadamente preocupantes”, dijeron la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en un comunicado.

Y el Papa Francisco también habló sobre Venezuela al regresar de su viaje a Panamá: “Yo sufro por todo esto”, afirmó. “¿A qué le tengo miedo? A un derramamiento de sangre”, declaró luego de que llamó a buscar una solución justa y al respeto a los derechos humanos en Venezuela.

En tanto, Estados Unidos aceptó el domingo a Carlos Vecchio como encargado de negocios de Venezuela en Washington, después de que fuera designado para ese cargo por Guaidó.

Reporte de Vivian Sequera y Shailym castro. Reporte adicional de Phil Stewart, en Washington. Editado por Ana Isabel Martínez y Silene Ramírez

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below