September 4, 2019 / 10:10 AM / 13 days ago

Johnson intenta convocar elecciones y sus rivales detener un Brexit sin acuerdo

LONDRES (Reuters) - El primer ministro británico, Boris Johnson, intentará el miércoles convocar unas elecciones anticipadas, después de que los parlamentarios que intentan impedir que saque a Reino Unido de la Unión Europea sin un acuerdo de divorcio le hayan infligido una humillante derrota parlamentaria.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, gesticula mientras habla en la Cámara de los Comunes en Londres, Reino Unido, el 3 de septiembre de 2019. Parlamento del Reino Unido/Jessica Taylor/Solicitud a través de REUTERS

La decisión del Parlamento deja el Brexit en el aire, con posibles resultados que van desde una turbulenta salida sin acuerdo hasta el abandono de todo el proyecto; ambos resultados serían inaceptables para gran parte de los votantes del Reino Unido.

Una alianza de diputados de la oposición respaldada por 21 rebeldes del Partido Conservador de Johnson derrotó el martes al Gobierno en una moción que les permite intentar aprobar una ley que obligue a prorrogar tres meses la fecha de salida del país de la UE.

Johnson calificó la rebelión como un intento de rendición a la UE, prometió no retrasar el Brexit más allá del 31 de octubre y dijo que el país necesitaba unas elecciones. El Gobierno ha programado una votación para decidir si convoca elecciones a las 1800 GMT del miércoles.

Pero los partidos de la oposición y los rebeldes de su propio partido dijeron que no permitirían que un Brexit sin acuerdo fuera “introducido de tapadillo” bajo el pretexto de las elecciones.

“No vamos a bailar a su ritmo”, dijo Keir Starmer, el responsible del tema del Brexit en el opositor Partido Laborista sobre el Brexit. “Es obvio lo que está tramando. Quiere bloquear este proyecto de ley tras haber perdido el control del parlamento y evitar que terminemos esta tarea”.

“No vamos a votar hoy con Boris Johnson para privarnos de la oportunidad de completar el asunto para el que acabamos de tomar el control del Parlamento”, dijo.

Johnson ha prometido sacar al Reino Unido de la Unión Europea el 31 de octubre con o sin acuerdo, lo que hace temer que podría catapultar a la quinta economía más grande del mundo a una salida abrupta del bloque sin un acuerdo sobre cómo gestionar todos los vínculos, desde las regulaciones alimentarias hasta las importaciones de componentes para automóviles.

CHOQUE PARLAMENTARIO

El enfrentamiento entre el primer ministro y el Parlamento continuará el miércoles con una vertiginosa serie de eventos previstos, incluyendo una votación sobre el intento de bloquear el acuerdo, una votación sobre la candidatura electoral de Johnson y preguntas semanales al primer ministro.

“El escenario principal es que haya unas elecciones previas a la salida, pero no necesariamente antes del 31 de octubre”, dijo el banco de inversión estadounidense Citi. “El riesgo de un Brexit sin acuerdo persiste, pero ahora acompañado de unas elecciones generales”.

Las elecciones abrirían tres opciones principales: un gobierno que apoye el Brexit presidido por Johnson, un gobierno laborista dirigido por el veterano socialista Jeremy Corbyn o un Parlamento sin una mayoría clara que podría conducir a una coalición o a un gobierno minoritario.

Resulta llamativo de hasta qué punto ha distorsionado el Brexit la política británica, los conservadores de Johnson prometieron expulsar del partido a los 21 rebeldes, incluido un nieto del líder británico durante la Segunda Guerra Mundial, Winston Churchill, y a dos exministros de finanzas. Johnson también perdió su mayoría en el Parlamento.

“¿Cómo, en nombre de todo lo que es bueno y sagrado, ya no hay lugar en el Partido Conservador para @NSoames?”, escribió en Twitter Ruth Davidson, que renunció como líder de los conservadores en Escocia la semana pasada.

Johnson dijo que no quería un Brexit sin acuerdo -una escisión que según advierten los inversores perjudicaría a los mercados financieros y sacudiría la economía europea-, sino que era necesario ponerlo sobre la mesa para que Reino Unido pudiera negociar el resultado que deseaba.

La UE se ha negado a renegociar el acuerdo de salida alcanzado el pasado mes de noviembre con la predecesora de Johnson, Theresa May, y periódicos británicos informaron de que el principal asesor de Johnson, Dominic Cummings, había calificado las negociaciones de “farsa”.

Cuando se le preguntó el miércoles si era así como veía las negociaciones de Brexit con la UE, Cummings dijo a Reuters: “No. Nunca dije eso.”

Escrito por Guy Faulconbridge y Michael Holden; Traducido por Emma Pinedo

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below