April 27, 2020 / 5:42 PM / a month ago

ANÁLISIS-Inversores apuestan a que pruebas y tratamientos pondrán en marcha la economía de EEUU

27 abr (Reuters) - Los inversores ponen sus esperanzas de que la economía de Estados Unidos vuelva a abrir en el potencial de una mayor disponibilidad de pruebas para los casos de COVID-19 y en medicamentos para tratar la enfermedad mortal, pero dicen que hasta que haya un avance concreto en estas áreas, un alza del mercado bursátil estará limitada.

Foto de archivo: Ambulancias aparcadas en Manhattan durante el brote de coronavirus en Nueva York. Estados Unidos, 24 de abril de 2020. REUTERS/Andrew Kelly

Gran parte del avance de del S&P 500 por encima del mínimo del 23 de marzo se debe a la esperanza de que el masivo apoyo fiscal y monetario en Estados Unidos amortigüe el impacto de las medidas de confinamiento, pensadas para contener la pandemia de coronavirus.

Pero recientemente el índice ha reaccionado a informes sobre pruebas clínicas y, en particular, al tratamiento experimental remdesivir de Gilead Science para el COVID-19, la enfermedad respiratoria causada por el nuevo coronavirus.

Remdesivir, que antes fue un fracaso como tratamiento para el ébola, está diseñado para evitar que un virus se replique y abrume el sistema inmunológico del paciente.

La volatilidad de los mercados pone de manifiesto la impaciencia de los inversores, que esperan señales de las autoridades estatales y federales sobre cuándo comenzarán a aliviar las restricciones y permitir que las personas vuelvan a trabajar.

Hasta ahora no hay tratamientos o vacunas aprobados para la enfermedad que ha matado a más de 200.000 personas en el mundo, según un recuento de Reuters. (Evolución del coronavirus: reut.rs/2Yc2Jw2)

La enfermedad ha infectado a más de 928.000 personas y ha matado a más de 52.000 solo en Estados Unidos, según los últimos datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (El coronavirus en Estados Unidos: reut.rs/2WVPxuE)

“Cualquier mención a una terapia está moviendo los mercados porque da forma a las expectativas de un retorno a la normalidad, que sería necesario para comenzar una recuperación económica”, dijo Shawn Cruz, gerente de estrategia comercial de TD Ameritrade.

El S&P subió el viernes después de que el investigador principal en una prueba con remdesivir del gobierno de Estados Unidos dijo a Reuters que puede haber resultados incluso a mediados de mayo.

Sin embargo, el índice había recortado temporalmente las ganancias después de un informe de que el medicamento, de Gilead Sciences, fracasó en una prueba que el mismo fabricante consideró no concluyente porque el estudio terminó antes de tiempo.

Si bien Michael O’Rourke, estratega jefe de mercado de JonesTrading en Stamford, Connecticut, se siente alentado por la cantidad de investigadores que trabajan en tratamientos para el coronavirus, es cauto sobre las perspectivas de corto plazo en el mercado de valores.

“Lo único que nos empujará por encima de este rango de manera sostenible es una solución terapéutica o una vacuna que nos permita volver al nivel de negocios anterior a la crisis”, dijo.

“Creo que habrá una solución médica. La gran pregunta es el marco de tiempo. Cuanto más se demore, será más difícil (para la economía) recuperarse”.

Si bien hay más de 70 vacunas en desarrollo para el coronavirus, Steven Slaughter de Manulife Investment Management, que administra un fondo de atención médica de aproximadamente 3.500 millones de dólares, dijo que espera que el desarrollo de una vacuna exitosa demore al menos entre 12 y 18 meses, en comparación con el tiempo promedio de desarrollo de 5 a 7 años.

Además, podrían pasar años antes de que las compañías farmacéuticas puedan producir las suficientes para vacunar a toda la población mundial.

Pero Slaughter es optimista y cree que al menos algún tratamiento será validado en pruebas en los próximos tres a seis meses, y dijo que esto les daría a los funcionarios “más libertad para reabrir la economía”.

El analista dijo que hay cuatro tipos principales de tratamientos, que están probando compañías como Gilead, Takeda Pharmaceutical, Regeneron Pharmaceuticals y Alexion Pharmaceuticals, que son prometedores.

Si bien los tratamientos pueden no necesariamente retrasar la transmisión de la enfermedad, podrían ayudar a los médicos a controlar la gravedad de las infecciones, aliviando la presión sobre las unidades de cuidados intensivos (UCI).

“Si podemos sacar a un paciente que de otra manera hubiera pasado dos a tres semanas en una cama de la UCI fuera de esa cama en dos a tres días, eso tendría un enorme impacto beneficioso en nuestra capacidad para manejar brotes o una posible segunda ola de infecciones”, dijo.

Mientras tanto, los funcionarios deberían al menos tratar de tener más pruebas que puedan detectar infecciones de virus y formas de rastrear a las personas que podrían haber estado expuestas, antes de levantar las restricciones, dijeron algunos estrategas.

“Lo que será más crítico será la capacidad de prueba y la eficacia de los programas de seguimiento y localización”, dijo Salman Ahmed, estratega jefe de inversiones de Lombard Odier Investment Management.

Reporte de Sinéad Carew en Nueva York; Reporte adicional de Sujata Rao-Coverly y Tommy Reggiori Wilkes en Londres; Edición de Alden Bentley, editado en español por Javier López/Gabriela Donoso

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below