May 15, 2020 / 11:47 AM / 12 days ago

Los australianos abandonan el confinamiento y lo celebran con cervezas y cafés

SÍDNEY, 15 may (Reuters) - Los restaurantes, cafés y bares del estado más poblado de Australia reabrieron el viernes después de dos meses de encierro por el coronavirus, como parte de los planes del Gobierno de hacer que la gente vuelva a trabajar y la economía retome el crecimiento.

Foto del viernes de un grupo de clientes en una cafetería en Sídney tras el elivio de las medidas de confinamiento por el coronavirus. May 15, 2020. REUTERS/Loren Elliott

La flexibilización de algunas medidas de cuarentena en el estado de Nueva Gales del Sur (NSW, por sus siglas en inglés) se produjo justo un día después de que la oficina nacional de estadísticas informara de la pérdida de puestos de trabajo de un número sin precedentes y el primer ministro Scott Morrison advirtiera que lo peor estaba por venir.

“Aunque no hay mucho que celebrar con las difíciles circunstancias a las que nos enfrentamos, y en particular las cifras de desempleo de ayer, es una buena señal de que estamos en el camino de regreso”, dijo Morrison el viernes.

En Sídney, muchos habitantes de la ciudad se enfrentaban a una mañana fría y húmeda para retomar el contacto directo con amigos y familiares tomando un café. Los restaurantes y bares abrieron bajo la condición de que se limite el aforo a 10 clientes en cualquier momento.

“Es un placer”, dijo Jess Best, que se reunió con un amigo en un café del extrarradio en la zona oriental de la ciudad. “Poder sentarme con otras personas y charlar con mi amigo. Puedo tener una mañana normal, sin esconderme en mi casa.”

La primera ministra de NSW, Gladys Berejiklian, advirtió a la población que se mantuviera vigilante y mantuviera el distanciamiento social.

“El relajamiento de las restricciones ha fracasado en muchos lugares del mundo y no quiero que eso suceda en Nueva Gales del Sur, quiero que la gente tenga una responsabilidad personal por la forma en que respondemos”, dijo.

NSW y Victoria, el segundo estado más poblado del país, registraron un total de 29 nuevos casos el viernes, un aumento con respecto al reciente promedio diario de menos de 20.

Australia ha registrado poco más de 7.000 casos de COVID-19, incluyendo 98 muertes, significativamente por debajo de los niveles de América del Norte y Europa. Las autoridades dijeron el viernes que solo 50 personas permanecían hospitalizadas.

Altos cargos atribuyen la contención del virus a las medidas de cuarentena adoptadas en marzo, que incluyeron el cierre de las fronteras del país y la orden de que las personas se quedaran en casa salvo las salidas por motivos esenciales.

Los líderes estatales y territoriales de todo el país están desarrollando un plan de tres fases, siguiendo diferentes calendarios, para eliminar las medidas de encierro.

En el Territorio del Norte, donde el número de casos ha sido bajo y no ha habido muertes, los bares abrieron sin restricciones en cuanto al número de clientes.

“Creo que me he ganado una y creo que muchos ciudadanos también se han ganado una cerveza”, dijo el ministro principal Michael Gunner, sirviendo una cerveza en el Hotel Cavenagh de Darwin cuando el reloj daba las doce del mediodía.

Información de Colin Packham; información adicional de Jill Gralow y James Redmayne; traducido por Michael Susin

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below