July 10, 2020 / 9:49 AM / a month ago

Australia limita el regreso de ciudadanos al país tras aumentar casos de COVID-19

SÍDNEY/MELBOURNE, 10 jul (Reuters) - Australia reducirá a la mitad el número semanal de ciudadanos a los que se les permite regresar a casa desde el extranjero, dijo el viernes el primer ministro Scott Morrison, mientras las autoridades luchan por contener un brote de COVID-19 en la segunda ciudad más poblada del país.

Un trabajador esencial higieniza las superficies en Melbourne, Australia, el 10 de julio de 2020. REUTERS/Sandra Sanders

Desde marzo, Australia sólo permite la entrada al país a ciudadanos y residentes permanentes. Una vez que llegan, entran en una cuarentena obligatoria de 14 días en hoteles pagada por los gobiernos estatales.

Morrison dijo que a partir del lunes, Australia limitará la cifra a 4.000 personas por semana, cerca de la mitad de las que estaban regresando hasta ahora. Quienes vuelvan tendrán que pagar además por sus estancias en cuarentena.

“La decisión que tomamos... fue para asegurarnos de que podíamos centrarnos en los recursos necesarios para hacer las pruebas y el rastreo y no tener que desviar los recursos a otras tareas”, dijo Morrison a los periodistas en Canberra después de una reunión del gabinete nacional.

La vecina Nueva Zelanda promulgó medidas a principios de esta semana para limitar el número de ciudadanos que regresan a casa para reducir la carga de sus desbordadas instalaciones de cuarentena.

SEGUNDO CONFINAMIENTO

El brote en la ciudad de Melbourne ha obligado a 5 millones de australianos con trabajos no esenciales a quedarse en casa y llevado al resto de los estados de Australia a prohibir la entrada a sus vecinos de Victoria, lo que supone un golpe para la recuperación económica de Australia.

También ha frenado los planes de una “burbuja de viaje” libre de cuarentena con Nueva Zelanda, que Morrison dijo que trataría con la primera ministra neozelandesa Jacinda Ardern más tarde el viernes.

El anuncio de las nuevas restricciones de viaje llega días después de que Victoria reimpusiera medidas de confinamiento en la capital del estado, Melbourne.

El confinamiento durará seis semanas después de un aumento de casos de coronavirus vinculados a incumplimientos de las normas de distanciamiento social en los hoteles donde se alojan para la cuarentena los viajeros que regresan.

El viernes, Victoria notificó un salto diario de 288 nuevos casos. Eso marcó un récord para el estado y llevó sus casos activos a 1.172, que constituyen la mayoría de los casos activos en el país.

La autoridad sanitaria del estado advirtió que habrá un fuerte aumento de hospitalizaciones, casos de cuidados intensivos y muertes en los próximos días como resultado del aumento de las infecciones.

En un esfuerzo por controlar el brote, Victoria también se convirtió en el primer estado del país en instar a las personas a usar mascarillas cuando salen de casa.

Para aliviar el impacto en la actividad comercial de Melbourne y de los lugares de vacaciones afectados por las cancelaciones, el Gobierno de Victoria dijo el viernes que proporcionaría otros 534 millones de dólares australianos (371 millones de dólares), además de los 6.000 millones de dólares australianos ya distribuidos.

Información de Colin Packham y Sonali Paul; editado por Lincoln Feast, traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below