July 15, 2020 / 2:35 PM / a month ago

COVID-19 se propaga por la élite política de Bolivia a meses de las elecciones

LA PAZ, 15 jul (Reuters) - El Gobierno de Bolivia ha sido sacudido por el nuevo coronavirus: la presidenta y al menos siete de sus ministros del gabinete dieron positivo, lo que sumó presión sobre la gestión interina y sembró dudas sobre unas elecciones reprogramadas para dentro de dos meses.

Una mujer aymara sostiene palomas sobre los brazos en la Plaza Murillo, lindera con el palacio presidencial de Bolivia, en medio de la pandemia del coronavirus, en La Paz, Bolivia. 13 de julio de 2020. Picture taken July 13, 2020. REUTERS/David Mercado

La presidenta conservadora Jeanine Añez, quien también es candidata para las elecciones previstas para el 6 de septiembre, dio positivo en la prueba de COVID-19 la semana pasada, aunque dijo que está bien y que continúa trabajando desde el aislamiento.

Los ministros de Economía, Asuntos Exteriores, Minería, Salud, Hidrocarburos y Presidencia también están infectados, el más reciente confirmado el martes. Otros afectados son la líder del Senado, Eva Copa, y decenas de subalternos. La mayoría son asintomáticos.

“Tengo miedo de estar aquí, mi cuerpo tiembla porque el contagio circula por todas partes”, dijo el martes a los legisladores Sergio Choque, el líder de la Cámara de Diputados, quien agregó que había dado negativo “gracias a Dios”.

“Siento pena por cada uno de ustedes que está arriesgando su vida hoy y los días anteriores”.

La rápida propagación a través del Gobierno ha reavivado las preguntas sobre las próximas elecciones, que son una reedición de los comicios de octubre del año pasado, invalidados luego de protestas generalizadas ante las denuncias de fraude.

Tras la extensión de las protestas y la rebelión de las fuerzas armadas, el líder izquierdista Evo Morales renunció a la presidencia.

Añez tomó el poder en medio de un vacío político, comprometiéndose a mantener nuevas elecciones rápidas para ayudar a calmar los enfrentamientos que habían estallado en todo el país. Pero generó amplias críticas cuando anunció que sería candidata a la presidencia, después de que ella se hubiera descartado previamente.

Bolivia, una nación con 11,5 millones de habitantes, sufrió una multiplicación de casos de coronavirus, lo que abrumó algunos hospitales y provocó protestas de los trabajadores médicos y revueltas como la de la ciudad de Cochabamba, iniciada tras verse un cuerpo abandonado en la calle.

“Debemos posponer las elecciones”, dijo en un comunicado por video el expresidente y rival por la poder Jorge “Tuto” Quiroga, y agregó que se necesita un retraso para garantizar la participación de los votantes y evitar contagios.

Los casos confirmados han superado los 50.000 y la ciudad de Santa Cruz, situada en los llanos, sufrió el golpe más duro. La cifra de muertos se sitúa cerca de 1.900.

Los mismos bolivianos tienen opiniones encontradas sobre los planes electorales.

Alejo Calle, un residente de La Paz, dijo que, aunque la gente necesita cuidarse, es importante participar en las elecciones y que ha visto a otros países avanzar con los comicios.

“No estoy de acuerdo con votar en las elecciones por la pandemia”, dijo Aracely Quiroz, también de La Paz. “Ahora es más peligroso que antes, ahora hay más infecciones que al principio”.

Reporte de Mónica Machicao, escrito por Adam Jourdan y traducido por Marina Lammertyn; Editado por Nicolás Misculin

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below