March 26, 2020 / 11:57 AM / 11 days ago

Fábricas recién reabiertas en China despiden a trabajadores ante la caída de la demanda

PEKÍN, 26 mar (Reuters) - Shi Xiaomin, que solía exportar miles de trajes y chaquetas a Corea del Sur, Países Bajos y Estados Unidos, tuvo más suerte que muchos otros propietarios de factorías chinas.

Imagen de archivo de un empleado con mascarilla trabajando en una fábrica textil en Huzhou, China. 19 febrero 2020. China Daily via REUTERS. ATENCIÓN EDITORES - ESTA IMAGEN FUE ENTREGADA POR UNA TERCERA PARTE

Cuando su fábrica de la ciudad oriental de Wenzhou reabrió el mes pasado después de un prolongado cierre debido al brote de coronavirus, el gobierno local envió un autobús a una provincia cercana para transportar a más de 20 de sus trabajadores varados. Empleados con autos se ofrecieron para ir a buscar a sus colegas.

No obstante, el optimismo de Shi duró poco.

En la última semana, las solicitudes para cancelar pedidos o retrasar envíos de sus clientes europeos y americanos han sido muy numerosas.

A principios del brote, China impuso duras restricciones de viaje y suspensiones a las fábricas para frenar la propagación del virus, lo que supuso importantes restricciones para conseguir mano de obra e hizo que los exportadores tuvieran dificultades para poder cumplir los pedidos.

Ahora está ocurriendo lo contrario: los pedidos del extranjero se están anulando a medida que la pandemia hace estragos en las economías de los socios comerciales de China.

“El cierre sin precedentes de la actividad económica normal en toda Europa, Estados Unidos y un número creciente de mercados emergentes provocará sin duda una drástica contracción de las exportaciones chinas, probablemente en el rango de una caída interanual del 20-45% en el segundo trimestre”, dijo Thomas Gatley, analista de Gavekal Dragonomics.

Shi dijo que su proveedor en la duramente golpeada Italia suspendió sus operaciones el domingo, lo que significa que no recibirá materia prima nueva desde mayo. Sus existencias en la fábrica solo durarán hasta fines de abril.

Si el negocio no mejora, Shi cree que tendrá que ralentizar la producción e, incluso, suspender toda su producción pronto.

También pidió al medio centenar de trabajadores que deben regresar aún de la provincia de Hubei -epicentro del brote en China- que busquen trabajo en otra parte.

“Sabemos que este año es malo y el próximo podría ser mejor, pero la duda es cuántas fábricas podrán llegar al año próximo”, se pregunta Shi.

Dan Wang, analista de Economist Intelligence Unit, dijo que la tasa de desempleo de China podría subir otros 5 puntos porcentuales este año, lo que equivale a 22 millones adicionales de desempleo urbano, además de los 5 millones de empleos perdidos en enero-febrero.

Reporte adicional de Lusha Zhang, Josh Horwitz, Cheng Leng y la redacción de Pekín; editado en español por Aida Peláez en la redacción de Gdansk

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below