April 28, 2020 / 8:29 AM / a month ago

China rechaza las acusaciones de conspiración, pero el origen del virus sigue siendo un misterio

FOTO DE ARCHIVO: La morfología ultraestructural del Nuevo Coronavirus 2019 (2019-nCoV), identificado como la causa de un brote de enfermedad respiratoria detectado por primera vez en Wuhan, China, en una ilustración publicada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos en Atlanta, en el estado de Georgia, EEUU, el 29 de enero de 2020. Alissa Eckert, MS; Dan Higgins, MAM/CDC/Facilitado a través de REUTERS.

SHANGHÁI, 28 abr (Reuters) - Las afirmaciones de que la pandemia de coronavirus se originó en un laboratorio de la ciudad china de Wuhan no tienen un fundamento basado en hechos, dijo el jefe del laboratorio a Reuters, quien añadió que todavía no había respuestas concluyentes sobre dónde comenzó la enfermedad.

Los teóricos de la conspiración han afirmado que el SARS-CoV-2, virus responsable de más de 200.000 muertes en todo el mundo, fue sintetizado por el Instituto de Virología de Wuhan (WIV, por sus siglas en inglés), con sede en la ciudad donde la enfermedad que provoca fue identificada por primera vez.

Aunque el consenso científico es que el coronavirus evolucionó de forma natural, tales afirmaciones han ganado fuerza. El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo el 15 de abril que su gobierno estaba investigando si se había originado en el laboratorio de Wuhan.

Yuan Zhiming, profesor del WIV y director del Laboratorio Nacional de Bioseguridad, dijo que las afirmaciones “maliciosas” sobre el laboratorio habían sido “sacadas de la nada” y contradecían toda la evidencia disponible.

“El WIV no tiene la intención y la capacidad de diseñar y construir un nuevo coronavirus”, dijo en respuestas escritas a preguntas de Reuters. “Además, no hay información en el genoma del SARS-CoV-2 que indique que fue hecho por el hombre”.

Algunas teorías de la conspiración fueron alimentadas por un artículo científico ampliamente leído del Instituto de Tecnología de la India, desde entonces retirado, que afirmaba que las proteínas del coronavirus compartían una “asombrosa similitud” con las del VIH. Sin embargo, la mayoría de los científicos dicen ahora que el SARS-CoV-2 se originó en la vida salvaje, y que se identificaron murciélagos y pangolines como posibles especies huéspedes.

“Más del 70% de las enfermedades infecciosas emergentes se originaron en animales, especialmente en animales salvajes”, dijo Yuan.

Los siete coronavirus humanos conocidos tienen su origen en murciélagos, ratones o animales domésticos, según los científicos.

Información de David Stanway; editing by Gerry Doyle; traducido por Andrea Ariet en Gdansk

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below