May 13, 2020 / 8:22 AM / 14 days ago

China quiere que los test generalizados se conviertan en la nueva normalidad

SHANGHÁI/PEKÍN, 13 may (Reuters) - Wang Yukun, residente en Pekín, se alegró al saber en abril que la empresa constructora para la que trabaja le dijo que tendría que hacerse una prueba para el coronavirus antes de poder volver al trabajo, aunque tenía un bajo riesgo de padecer la enfermedad.

FOTO DE ARCHIVO: Una serie de personas durante la hora punta de la tarde en Pekín, China, el 12 de mayo de 2020. REUTERS/Thomas Peter

“Mi compañía lo gestionó y cubrió los costes de la prueba. El proceso fue menos largo de lo que imaginé”, dijo, recordando cómo obtuvo el resultado negativo al día siguiente. “Creo que todo el mundo debería hacerse la prueba por motivos de salud personal”.

Aunque las pruebas de coronavirus pueden ser difíciles de obtener en muchos países, China está expandiendo rápidamente su disponibilidad y asequibilidad, permitiendo que toda la población —no sólo los trabajadores de primera línea, las personas de las zonas más afectadas o los enfermos— se hagan la prueba.

China es capaz de producir 5 millones de kits de prueba al día, dijo el mes pasado el Ministerio de Industria del país.

Si bien China no ha contado cuántas pruebas diarias se realizan a nivel nacional, su capacidad es mucho mayor que la de otros países, incluido Estados Unidos, que ha realizado alrededor de 300.000 pruebas diarias de media en los últimos días, según el COVID Tracking Project, una organización sin ánimo de lucro.

Incluso Corea del Sur y Alemania, elogiadas por sus pruebas, pudieron realizar aproximadamente 20.000 y 120.000 pruebas al día, respectivamente, en su momento de máximo rendimiento.

Las principales ciudades y provincias chinas han publicado listas de cientos de hospitales y clínicas que ahora están autorizados para realizar pruebas y están ampliando las capacidades de los laboratorios para que las personas puedan obtener los resultados de sus pruebas de ácidos nucleicos en unas pocas horas.

Algunos gobiernos locales han añadido las pruebas a los planes de seguro médico básico, ayudando a cubrir los costes, que oscilan entre 60 y 270 yuanes (es decir, de a 8,50 a 38 dólares, o de 7,8 a 35 euros).

La facilidad de acceso ha ayudado a las empresas, las escuelas y los proveedores de servicios de ocio a reabrir sus puertas tras la realización de pruebas generalizadas. Los anfitriones del popular concurso de cantantes Singer 2020 invitaron a 251 miembros del público a grabar un espectáculo en vivo el mes pasado después de hacerles la prueba.

Estos esfuerzos también sientan las bases para realizar pruebas masivas, en caso de que sea necesario.

Wuhan, el epicentro del brote de coronavirus en China, planea llevar a cabo pruebas de ácido nucleico en toda la ciudad de 11 millones de habitantes después de que surgiera un foco de nuevas infecciones, dijeron las fuentes.

UN PROCESO DESIGUAL Y VOLUNTARIO

China comenzó a presionar para que se hicieran pruebas de forma generalizada en abril, a medida que aumentaba la preocupación por los posibles pacientes asintomáticos que propagaban el virus.

Desde el 13 de abril, se ha exigido a cada provincia china que proporcione informes diarios sobre sus esfuerzos de pruebas de virus, y un riguroso sistema nacional de detección, pruebas y cuarentena ha hecho caer drásticamente el número de casos desde que alcanzó su punto máximo a mediados de febrero.

Aun así, China no ha introducido las pruebas obligatorias para toda la población. No se publican diariamente los datos de las pruebas en todo el país, y el aumento de la capacidad de las pruebas ha sido desigual.

Hubei, Guangdong, Zhejiang y Heilongjiang, que tienen una población conjunta de más de 267 millones, son capaces de realizar en conjunto al menos 321.000 pruebas al día, según declaraciones que hicieron en abril y mayo.

Pekín tiene 67 laboratorios capaces de procesar 48.000 pruebas al día. Pero otras provincias menos prósperas, como Yunnan y Guangxi, se están poniendo al día, abriendo nuevos laboratorios en las últimas semanas.

Y con la obligatoriedad de las pruebas solo para ciertos sectores de la población, las decisiones se dejan principalmente a las empresas o individuos.

Una fuente de una fábrica siderúrgica estatal con sede en Hunan que emplea a unas 80 personas dijo que inicialmente se les pidió que se sometieran a una prueba solo si vivían cerca de un caso confirmado. Sin embargo, ahora se pide a los colegas que viajan fuera de la provincia que se sometan a una prueba antes de volver a la oficina.

Aun así, se anima a todos los que quieran hacerse la prueba a que lo hagan. Los gigantes del comercio electrónico chino Alibaba Group Holding Ltd y JD.com permiten reservar citas a través de sus populares plataformas, y las empresas a menudo asumen los costes.

Una compañía de taxis con sede en Guangzhou envió a sus 14.000 conductores a hacer pruebas a petición del Gobierno.

“Esto se le dio a los conductores de forma gratuita”, dijo Kuang Yali, jefe del departamento de publicidad del Grupo de Alquiler de Coches de Guangzhou Baiyun. “Esto es para dar seguridad a los conductores, y también para tranquilizar a los pasajeros.”

Información de Brenda Goh En Shanghái y Min Zhang en Pekín; información adicional deCheng Leng y Roxanne Liu en Pekín, Josh Horwitz en Shanghái, Josh Smith en Seúl, y las redacciones de Shanghái y Pekín; editado por Lincoln Feast, traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below