May 3, 2020 / 7:08 PM / 23 days ago

Los días soleados atraen a multitudes a playas y parques de EEUU cuando las medidas se relajan

Un guardabosques urbano habla con gente después de quedarse sin máscaras durante una distribución gratuita en la Plaza del Gran Ejército, durante el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19) en el barrio de Brooklyn de la ciudad de Nueva York. 3 de mayo de 2020. REUTERS/Eduardo Muñoz

(Reuters) - Los días soleados y el clima cálido están probando ser tan difíciles de manejar como los restaurantes, peluquerías y otros negocios, luego que cerca de la mitad de los estados de Estados Unidos levantaron parcialmente restricciones a sus economías después de la paralización por el coronavirus.

El sábado, miles de personas se reunieron en la Explanada Nacional de Washington para ver un sobrevuelo de aviones de la Marina de los Estados Unidos en honor a los trabajadores de la salud y otros que luchan contra la pandemia.

En Nueva York, el día más cálido de la primavera hizo que gente acudiera en masa para almorzar al aire libre y tomar baños de sol en los espacios verdes de Manhattan, incluyendo una aglomeración en el muelle de la calle Christopher en Greenwich Village, según fotos de los redes sociales.

La semana pasada, California ordenó el cierre de las playas del condado de Orange, después de que las multitudes desafiaron las directrices de salud pública para atestar la popular costa. La medida provocó protestas de los manifestantes que acusaron al gobernador demócrata del estado de excederse.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, dijo que había “algunos problemas reales” cerca del muelle y que la policía aumentaría las patrullas.

La doctora Deborah Birx, coordinadora de respuesta del grupo de trabajo de la Casa Blanca sobre el coronavirus, dijo en “Fox News Sunday” que la concentración en las playas no era segura a menos que la gente mantenga dos metros de distancia. También se opuso a que se permita la reapertura de negocios como salones de belleza y spa en un primer momento.

“Hemos dejado claro que esa no es una actividad correcta en una primera fase”, dijo, cuando el número de casos en Estados Unidos superó los 1,1 millones y los muertos sumaban más de 67.000 el domingo.

Las manifestaciones, como las de Michigan y de otras partes del país para protestar contra las restricciones, representan un gran riesgo, dijo.

“Si vuelven a casa e infectan a su abuela o a su abuelo que tiene una enfermedad comórbida y tienen un resultado grave o muy desafortunado, se sentirán culpables por el resto de nuestras vidas”, dijo Birx.

Reporte de Doina Chiacu en Washington y Jonathan Allen en Nueva York; Reporte adicional de Ben Klayman en Detroit; Editado en español por Javier López de Lérida

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below