May 15, 2020 / 8:02 AM / 14 days ago

"El Salvaje Oeste": Wisconsin reabre sus puertas

PORT WASHINGTON, Wisconsin, 15 may (Reuters) - Mientras un puñado de clientes ve una repetición de un partido de baloncesto de los Milwaukee Bucks, sentados en un bar tomando cervezas en una nublada tarde de jueves, Junior Useling se prepara para otra noche ajetreada —eso espera— en el Patio Bar & Grill.

Un puñado de clientes en el el bar Patio Bar y Grill, en Port Washington, Wisconsin, EEUU el 14 de mayo de 2020. REUTERS/Brendan O?Brien

La noche anterior el Tribunal Supremo de Wisconsin dictaminó que el gobernador no tiene el poder de imponer un confinamiento por el coronavirus en todo el estado, lo que provocó una mezcla de esperanza y confusión entre los propietarios de negocios en dificultades en todo este estado del Medio Oeste.

Useling, de 71 años, se considera uno de los afortunados: Port Washington es parte del condado de Ozaukee, que a diferencia de una media decena de otros condados y ciudades de Wisconsin ha interpretado la decisión del tribunal como una luz verde sin restricciones.

“¿Por qué quedarme encerrado? Tengo hipotecas y facturas. Dios mío, si seguimos así estaremos todos en la ruina”, dijo a Reuters. “Se supone que este país es libre de hacer lo que quiera.”

El juzgado se puso del lado del recurso que plantearon legisladores republicanos, que argumentan que la máxima responsable de salud pública del estado, Andrea Palm, se había excedido en su autoridad al imponer una orden de permanecer en los hogares hasta el 26 de mayo.

Poco después de que se anunciara el fallo, algunos ciudadanos de Wisconsin amantes de la cerveza se apresuraron a los bares para su primer trago de libertad en casi dos meses, mientras las redes sociales ardían con imágenes de multitudes sin mascarillas y sin respetar la distancia mínima de 6 pies (1,8 metros).

En una rueda de prensa del jueves, Palm instó a los residentes del estado a que permanecieran en sus casas, pese a que cuando los dirigentes locales dijeran lo contrario, advirtiendo de que la relajación de las restricciones podía provocar un “aumento de nuestros casos y muertes”.

La propietaria de Remington’s River Inn, Amy Ollman, dice que ya había tomado la decisión de reabrir antes del fallo, una decisión respaldada por un cliente que gritaba a favor de “Abrir América” mientras ella describía cómo había estado limpiando mesas y sillas durante las últimas dos semanas.

“De arriba a abajo, de izquierda a derecha, limpiamos todo el lugar”, dijo desde detrás de su barra en el pueblo de Thiensville, a unas 20 millas (32 km) al sur de Milwaukee y también parte del condado de Ozaukee. “Es hora de volver a la normalidad”.

DECISIONES CONTRARIAS

La decisión del tribunal se produce en un momento en que los responsables de los distintos estados del país debaten sobre cómo y cuándo relajar los cierres obligatorios de empresas y otras restricciones a las reuniones sociales que, por un lado, han demostrado su eficacia para frenar el brote pero, por otro, han devastado la economía.

Como la mayoría de sus homólogos, el gobernador de Wisconsin, Tom Evers, ha tenido que sopesar los intereses de ciudades como Milwaukee y Madison frente a zonas menos pobladas que han sufrido menos casos de COVID-19, la enfermedad causada por el virus.

La estrategia homogeneizadora de Evers ha irritado a los republicanos de su estado y provocó la ira del presidente Donald Trump, quien arremetió contra el gobernador en Twitter el jueves diciendo que Wisconsin estaba “hirviendo” y que “la gente quiere seguir con sus vidas”.

Pero el fallo del tribunal también provocó confusión ya que algunos líderes locales en ciudades como Milwaukee y Appleton, así como en los condados de Dane, Brown y Kenosha, se mantuvieron firmes en su decisión de seguir con el confinamiento.

Kristine Hillmer, presidenta de la Asociación de Restaurantes de Wisconsin, envió una guía el jueves diciendo a los 7.000 establecimientos de comida y bebida de su grupo, principalmente independientes, que sigan las restricciones locales si es que existen.

“Sin embargo, en el resto del estado pueden abrir el 100% como quieran”, dice. “Ahora mismo es un poco el Salvaje Oeste”.

Mike Eitel dice que su teléfono “ardía” después del fallo del tribunal, ya que los clientes querían saber si el Nomad World Pub de Milwaukee y los otros establecimientos que posee abrirían esa noche. Eitel dice que era una clara señal de un gran aumento en la demanda.

Con todo, al igual que otros propietarios, Eitel, que dice que ha tenido dificultades para comprar mascarillas, guantes y otros equipos de protección para sus trabajadores, se enfrenta al aumento de los precios de la carne e incluso se pregunta si un bar puede ser rentable con estrictas normas de distanciamiento social.

Eitel también señala las diferencias de los dos mundos en los que se está moviendo: mientras que el Nomad no puede abrir sus puertas hasta el 26 de mayo como muy pronto según las normas de la ciudad, el bar al aire libre y la tienda de alquiler de deportes acuáticos que tiene este empresario en el vecino condado de Waukesha han quedado libres de cualquier restricción a partir del miércoles por la noche.

“Hay una gran confusión sobre lo que significa todo esto”, dijo Eitel. “Es una locura”.

Información de Brendan O'Brien en Port Washington, Wisconsin y Nathan Layne en Wilton, Connecticut; editado por Bill Tarrant y Daniel Wallis; traducido por Andrea Ariet en Gdansk

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below