March 14, 2020 / 1:16 PM / a month ago

Gases lacrimógenos y enfrentamientos, chalecos amarillos desafían medidas por coronavirus

PARÍS, 14 mar (Reuters) - Las fuerzas de seguridad francesas dispararon gases lacrimógenos y se enfrentaron a los manifestantes antigubernamentales, los chalecos amarillos, que se manifestaban en París el sábado, en un desafío a la prohibición de las reuniones masivas que tiene por objeto prevenir la propagación del coronavirus.

French Interior Minister Christophe Castaner leaves after the weekly cabinet meeting at the Elysee Palace in Paris, France March 4, 2020. REUTERS/Charles Platiau/Files

En un discurso a la nación televisado el jueves, el presidente Emmanuel Macron anunció el cierre de escuelas e instó a la gente a evitar el contacto cercano por temor a propagar el virus que ha matado a 79 personas en Francia e infectado a más de 3.600.

El Gobierno prohibió el viernes todas las reuniones con más de 100 personas. La policía de París ya había rechazado las solicitudes para que los participantes se manifestaran en sitios conflictivos este sábado, incluyendo los Campos Elíseos donde se produjeron violentos enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes hace casi un año.

“Es sábado, día de manifestación. Algunos piensan que el coronavirus no los tocará y se niegan a respetar el consejo”, dijo un policía antidisturbios frente a un vehículo fuertemente equipado que bloqueaba la carretera que conduce al palacio presidencial.

El centro de París había estado antes en bloqueado, con la policía registrando bolsos por la preocupación de que los manifestantes trataran de volver a los Campos Elíseos. El cordón policial se había suavizado para la hora de la comida.

Cientos de manifestantes, algunos con mascarillas médicas de protección, se habían manifestado temprano el sábado desde la estación de tren de Montparnasse, coreando eslóganes contra Macrón. A media tarde, la tensión había crecido.

Una fuente de la policía situó el número de participantes en unos 400.

La policía antidisturbios utilizó gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento para intentar dispersar a las multitudes y se enfrentó a los individuos mientras se desplegaron unos 2.000 miembros de las fuerzas de seguridad por toda la ciudad para gestionar la situación.

“Las fuerzas de seguridad están haciendo retroceder a una parte del grupo compuesto por personas decididas, que intentan continuar en una dirección que no ha sido declarada”, dijo la policía de París en Twitter, y añadió que 25 personas habían sido detenidas.

Los chalecos amarillos, llamados así por las chaquetas reflectantes que llevan, celebraban su 70º sábado consecutivo de acción. El movimiento surgió a finales de 2018, provocado por la subida de los impuestos sobre el combustible, y se convirtió en una revuelta contra el gobierno de Macron.

Mientras que las protestas son ahora mucho más pequeñas, el enfado contra el gobierno de Macron permanece. La manifestación del sábado le sirve al Presidente como recordatorio un día antes de que los votantes vayan a las urnas en las elecciones locales.

“Tuvimos que venir y marcar el día para decirle a Macron que seguimos aquí y que no aceptaremos su reforma de pensiones”, dijo un pensionista.

Información de John Irish; editado por Kirsten Donovan, Frances Kerry, William Maclean; Traducido por Aida Peláez en la redacción de Gdansk

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below