May 21, 2020 / 11:58 AM / 14 days ago

'Su burbuja está lista': Cápsulas de plástico para cenar fuera en la era COVID-19

El diseñador Christophe Gernigon posa con un prototipo de burbuja de plexiglás de Plex'Eat que rodea a los comensales para protegerlos del novedoso coronavirus durante una presentación en Cormeilles-en-Parisis, cerca de París, mientras los restaurantes de Francia se preparan para volver a abrir tras el cierre, el 20 de mayo de 2020. REUTERS/Benoit Tessier

PARÍS, 21 may (Reuters) - Una cena romántica para dos. El vino es excelente, la comida deliciosa. Es casi como en los viejos tiempos. Excepto por las cápsulas gigantes de plástico en sus cabezas.

Para los dueños de restaurantes que se preocupan por cómo recibir a los clientes pero también por cómo mantenerlos a salvo de la enfermedad COVID-19, un diseñador francés ha creado un cilindro de plástico transparente que cuelga de un cable en el techo, creando una especie de lámpara que hace las veces de pantalla. Una abertura en la parte trasera de la burbuja permite al cliente sentarse y levantarse sin tener que agacharse.

Christophe Gernigon, que inventó el dispositivo, llamado Plex’Eat, dijo que los diseños que ya estaban en el mercado se parecían más a las cabinas de las salas de visita en las cárceles, por lo que resultaban poco atractivas a los clientes.

“Quería hacerlo más glamoroso, más bonito”, dijo. Su diseño entrará en producción la próxima semana, y dijo que tiene clientes interesados en Francia, Bélgica, Canadá, Japón y Argentina.

Francia está empezando a relajar algunas de las medidas de confinamiento que impuso para frenar la propagación del brote de coronavirus. Tiendas, peluquerías e incluso algunas escuelas han reabierto.

Sin embargo, el Gobierno aún no ha dado luz verde a la reapertura de restaurantes y bares porque plantean problemas específicos para el control de la enfermedad.

Los comensales no pueden comer con una mascarilla quirúrgica, y si se separaran las mesas para asegurar que los clientes estén a una distancia segura entre sí, muchos propietarios argumentan que no podrían ganar lo suficiente para cubrir sus gastos.

Mathieu Manzoni, propietario del restaurante H.A.N.D. que sirve comida al estilo americano no lejos del museo del Louvre de París, invitó a Gernigon al restaurante esta semana para escuchar su propuesta. Manzoni dijo que estaba planeando hacer un pedido.

“¿Le gustará a la gente? No lo sé. Pero quiero creer que puede añadir algo porque parece divertido”, dijo en su restaurante, que está abierto solo para pedidos de comida para llevar.

Información de Noemie Olive y Emilie Delwarde; escrito por Christian Lowe; editado por Raissa Kasolowsky, traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below