June 28, 2020 / 8:19 PM / 12 days ago

Protesta de Botafogo destaca el cuestionable regreso del fútbol en Brasil

RÍO DE JANEIRO, 28 jun (Reuters) - El campeonato estadual de Río de Janeiro se reanudó el domingo cuando Botafogo, uno de los clubes que se opusieron a lo que consideran un regreso prematuro del fútbol profesional, saltó a la cancha con una pancarta en protesta por la decisión.

Un miembro del personal del estadio desinfecta una pelota luego de la reanudación del fútbol a puerta cerrada en Rpío de Janeiro en medio del brote de coronavirus. 28 jun 2020. REUTERS/Ricardo Moraes

Aunque muchos clubes han vuelto a entrenar en el país, solo el estado de Río de Janeiro reinició su liga estadual, en momentos en que el número diario de muertos e infectados por coronavirus en el país sigue creciendo.

Preocupados por las repercusiones sobre salud y seguridad, los futbolistas de Botafogo portaron una pancarta que decía: “El mejor protocolo es respetar las vidas”.

Antes de golear 6-2 a Cabofriense, los jugadores del equipo carioca también se arrodillaron en apoyo al movimiento Black Lives Matter, cuyo lema llevaban en sus camisetas.

El partido, uno de los cinco que se jugaba este fin de semana en la liga del estado de Río de Janeiro, se produce 10 días después de que Flamengo, el actual campeón, volviera a la competencia con una victoria a puertas cerradas sobre el Bangu.

Sin embargo, la reanudación total se detuvo tras solo dos partidos porque algunos clubes se negaron a jugar.

Botafogo y su rival carioca Fluminense acudieron a los tribunales para retrasar el reinicio del fútbol. Y aunque perdieron lograron el respaldo del alcalde de Río, Marcelo Crivella, quien usó un decreto para retrasar la fecha de regreso de la actividad.

Ante esto, la federación de fútbol del estado acordó a regañadientes retrasar los partidos unos días para volver este fin de semana.

Los jugadores de Fluminense emitieron una declaración conjunta diciendo que la reanudación “no tenía sentido”, mientras que en Botafogo se habían mostrado igualmente críticos.

El entrenador de Botafogo, Paulo Autuori, fue suspendido por dos semanas el viernes después de llamar a los directivos de la federación “feudales”, mientras que el mediocampista japonés Keisuke Honda se preguntó el 17 de junio, un día después de que 1.282 personas fueron reportadas muertas por el coronavirus en Brasil: “¿Estoy loco porque quiero saber una razón lógica para que reiniciamos la liga?”.

Sin embargo, la federación siguió adelante con sus planes, aunque las otras ligas estaduales de Brasil aún no han fijado una fecha para volver.

Unas 57.070 personas han muerto en Brasil a causa del COVID-19, más que cualquier otra nación excepto Estados Unidos, y alrededor de 1.000 personas siguen perdiendo la vida cada día.

Escrito por Andrew Downie. Editado en español por Rodrigo Charme

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below