April 6, 2020 / 7:45 PM / 2 months ago

EEUU entra a la semana pico de muertes y Boris Johnson pasa a cuidados intensivos

LONDRES/NUEVA YORK, 6 abr (Reuters) - Estados Unidos se preparaba el lunes para lo que un funcionario rotuló como la “semana pico de muertes”, mientras al otro lado del Atlántico, el primer ministro británico Boris Johnson, la víctima más prominente del virus, fue traslado a una unidad de cuidados intensivos.

Foto del jueves de un trabajador de salud usando equipamiento de protección en un hospital de Queens, Nueva York. Abril 6, 2020. REUTERS/Eduardo Munoz

“En el transcurso de esta tarde, la condición del primer ministro ha empeorado y, por consejo de su equipo médico, fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos en el hospital”, señaló un comunicado de Downing Street en el que se anunció que lo subrogaría.

En todo el mundo, un recuento de Reuters a las 1400 GMT puso el número de casos confirmados en 1,27 millones, solo tres días después de que se cruzó la marca de 1 millón, y las muertes aumentaron en 17.000 en el mismo período a 70.395.

(GRÁFICO-Propagación del coronavirus en el mundo: tmsnrt.rs/2JLIahs)

Sin embargo, hubo señales de esperanza, porque países comenzaban a mirar al futuro y planear cómo aliviar el aislamiento coronavirus después de caídas constantes de las tasas de mortalidad.

En España e Italia, que representan más del 40% de las muertes por coronavirus en el mundo, los fallecimientos han disminuido durante varios días y el debate público se centra en cómo y cuándo aliviar semanas de drásticas restricciones a las actividades personales y económicas.

Alemania, vista por muchos como una guía sobre cómo enfrentar la pandemia, con una combinación de restricciones de movimiento con pruebas generalizadas, ya elaboró un plan detallado.

Sin embargo, las cifras globales siguen siendo altas y aún no muestran señales de estancarse.

Los casos confirmados en Estados Unidos superaron los 336.000 el domingo, el país con más diagnósticos y donde las muertes superan las 10.000.

“Va a haber un pico de hospitalizaciones, una semana con máximos en la UCI y, desafortunadamente, la semana pico de la muerte”, dijo el lunes el almirante Brett Giroir, médico y miembro del grupo de trabajo sobre coronavirus de la Casa Blanca, al programa de televisión “Good Morning America” de ABC.

En Estados Unidos, está muriendo alrededor del doble de personas al día que en España e Italia, y los hospitales informan de una caótica escasez de camas, respiradores y equipo de protección.

Si bien la ciudad de Nueva York representa casi un tercio de las muertes por coronavirus en Estados Unidos, a más del 90 por ciento de los estadounidenses se les ha ordenado quedarse en casa.

Un modelo de la Universidad de Washington, uno de los varios citados por algunos funcionarios estatales, proyectó la necesidad máxima de camas de hospital para el 15 de abril y que las muertes diarias alcanzarían las 3.130, su punto máximo, el 16 de abril.

España vio caer sus muertes diarias desde el pico máximo del jueves de 950 a 637 el lunes, para un total de más de 13.000 muertes, mientras que Italia informó el domingo de 525 muertes, el reporte más bajo en más de dos semanas, para un total de más de 16.000.

¿CUÁNDO?

La planificación central de la mayoría de los países es la necesidad de “aplanar la curva” para evitar agotar su oferta de camas de cuidados intensivos. Italia informó que el número de pacientes en cuidados intensivos había disminuido por segundo día consecutivo.

Austria dijo el lunes que estaba pasando la página y que comenzaría a reabrir tiendas a partir de la próxima semana, pero amplió el requisito de usar máscaras faciales.

Las medidas para evitar un nuevo aumento en los casos, como máscaras, pruebas de infección y rastreo de contactos, serán determinantes para que la mayoría de los países pueda relajar sus bloqueos.

Una vez más, el plan puede provenir de Alemania, que, a pesar de ser el país más poblado de Europa, ha registrado solo 1.448 muertes entre más de 98.000 casos confirmados.

Un proyecto de plan de acción compilado por el Ministerio del Interior, al que accedió Reuters, dice que debería de ser posible mantener la tasa promedio de contagio en uno por cada infectado, la medida de una epidemia en retirada, incluso si se permite una recuperación gradual de la vida pública.

Alemania, la economía más grande de Europa, ha estado bloqueada, con restaurantes y la mayoría de las tiendas cerradas, desde el 22 de marzo, y el documento supone que la pandemia durará hasta 2021.

Pero el plan dice que las medidas previstas, incluido el uso obligatorio de máscaras en público, los límites en las reuniones, el rastreo rápido de las cadenas de infección y la cuarentena selectiva, deberían permitir un retorno gradual a algo que se aproxime a la vida normal.

El confinamiento en Alemania finaliza el 19 de abril, pero el gobierno se negó a confirmar que finalmente vaya a hacerlo.

Reporte de las oficinas de Reuters en todo el mundo; Editado en español por Javier López de Lérida

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below