March 12, 2020 / 2:55 PM / 2 months ago

¿Por qué la "tasa de muerte" del COVID-19 no es lo que parece?

Imagen de archivo de un letrero de "no entrar" que informa que la sala de emergencias está cerrada en la entrada principal del hospital de Codogno en medio del brote de coronavirus en el norte de Italia. 22 de febrero, 2020. REUTERS/Flavio Lo Scalzo/Archivo

12 mar (Reuters) - Italia y Corea del Sur, dos países que han sido duramente afectados por el nuevo coronavirus, han reportado números dramáticamente diferentes de muertes como proporción de los casos comprobados. ¿Por qué las cifras no son comparables?

Calcular las tasas de mortalidad durante una epidemia es un camino lleno de trampas.

Esto se debe a que el número de muertes y pacientes cambia constantemente. En parte porque no se detectarán todos los casos y algunos serán tan leves que nunca se notarán. Y también porque puede haber un lapso de tiempo significativo entre cuando alguien está infectado y cuándo o si muere.

“Lo que se puede decir con seguridad es que si se divide el número de muertes reportadas por el número de casos reportados, seguramente se obtendrá una respuesta incorrecta”, dijo John Edmunds, profesor del centro de modelos matemáticos de enfermedades infecciosas en el London School of Hygiene & Tropical Medicine.

Esa es la razón por la que los funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que la semana pasada dijeron que un 3,4% de los casos confirmados en todo el mundo con el nuevo coronavirus había muerto, tuvieron cuidado de no describir esta situación como una tasa de mortalidad o de muerte.

“En una epidemia en desarrollo, puede ser engañoso mirar la estimación ingenua de muertes divididas por los casos confirmados hasta ahora”, dijo Christl Donnelly, especialista en enfermedades de la Universidad de Oxford y el Imperial College de Londres.

“Esto se debe al tiempo que pasa entre que las personas son diagnosticadas como casos y su muerte”, agregó.

Con el COVID-19, la infección causada por el nuevo coronavirus, el tiempo entre el inicio de la enfermedad y la muerte es bastante significativo, alrededor de dos o tres semanas o más.

Por lo tanto, la suma involucrada necesitaría comparar el número de muertes en un punto dado con los números de casos reales de algunas semanas antes.

Reporte de Kate Kelland. Editado en español por Javier Leira

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below