April 29, 2020 / 4:26 PM / 3 months ago

Show nocturno en edificio de apartamentos suizo ayuda a combatir tristeza por confinamiento

GINEBRA, 29 abr (Reuters) - Vestida con un sobretodo y un sombrero negro, Audrey Lecomte, de 36 años, interpretó “Cantando bajo la lluvia” el martes en una lluviosa noche a los residentes del complejo de apartamentos Round House de Ginebra, que hicieron girar sus paraguas desde los balcones al ritmo de la música.

Los residentes de un edificio de apartamentos participan en su sesión de coro, en Ginebra, Suiza. 28 de abril de 2020. REUTERS/Denis Balibouse.

El “coro” nocturno de las 18:00 hora local en el apartamento de 1920, un monumento arquitectónico de seis pisos construido en semicírculo, se ha convertido en una forma de animarse durante la cuarentena nacional declarada en Suecia para detener la propagación del COVID-19, que ahora está en su séptima semana.

“Hay música, ritmo, es algo bueno”, dijo Daniele Salins, una vecina de 75 años que se sumó al baile. “Se siente bien, nos hace quitar la cabeza de nuestros problemas. De otra manera, si miras las noticias, es muy agotador”, agregó.

La tradición comenzó a mediados de marzo cuando comenzó la cuarentena en Suiza y los vecinos empezaron a cantar y bailar algunas canciones todas las noches, menos los domingos, turnándose para elegir la música.

Suiza ha reportado casi 30.000 casos de COVID-19 y más de 1.350 muertes, pero están disminuyendo y Berna ha comenzado a relajar las medidas, que nunca fueron tan estrictas como las de sus vecinas Francia e Italia.

Las docenas de niños del edificio esperan el “show” nocturno y los transeúntes se detienen a mirarlo con sus hijos y perros. “Los niños, que no pueden jugar entre sí, al menos pueden verse”, dijo Tessa, una vecina de 39 años y madre de dos pequeños.

“Cerramos el día con una sensación de calidez y unión”, agregó.

Una vecina bailó con un bebé en brazos y otra familia hizo burbujas. También le cantaron el feliz cumpleaños a un niño de 11 años, cuyo balcón estaba adornado con globos.

El coro no es la única iniciativa del edificio durante la cuarentena. También organizaron una maratón en la que los vecinos debían correr por el patio, al igual que concursos y noches de cine.

Ese es el espíritu que el fallecido arquitecto Maurice Braillard buscó al diseñar el edificio, que tiene la forma de un teatro romano: alentar la interacción.

“Pasamos de ser residentes y vecinos a ser una gran familia”, contó Lecomte a Reuters. “Se ha vuelto cada vez más mágico a medida que el tiempo pasa”, agregó.

Los vecinos dicen que quieren continuar con el coro después de que la cuarentena termine. La fecha tentativa para su fin es el 11 de mayo, cuando las escuelas reabran.

“Estamos pensando en mantenerlo como un ritual todos los domingos”, dijo Marion, una vecina y madre. “De otra manera, nos da miedo de perderlo cuando termine el confinamiento”, agregó.

Reporte adicional de Denis Balibouse. Editado en español por Lucila Sigal

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below