April 2, 2019 / 5:20 PM / 3 months ago

Estudio con anticuerpos apunta a nuevos tratamientos contra el Ébola y otras infecciones

LONDRES (Reuters) - Científicos que trabajan en el desarrollo de vacunas contra el Ébola han descubierto que pueden “recolectar” anticuerpos de voluntarios vacunados en ensayos de investigación y usarlos para crear tratamientos contra el virus.

Foto de archivo. Manni Baez se prepara para recibir una infusión de anticuerpos. 22 de noviembre de 2016. REUTERS/Gershon Peaks.

En un estudio publicado el martes en la revista Cell Reports, científicos dijeron que el enfoque podría usarse para el Ébola y otras enfermedades mortales de reciente aparición causadas por virus.

La técnica, basada en personas expuestas a la vacuna contra el Ébola pero no al virus en sí, sugiere que quienes están libres de la enfermedad podrían desarrollar terapias de protección.

“Es un pequeño paso adicional que podría conducir a nuevas terapias de anticuerpos de un grupo mayor de donantes y con un riesgo reducido”, dijo Alain Townsend, profesor de la Unidad de Inmunología Humana del MRC en la Universidad de Oxford de Gran Bretaña.

Señaló que además del Ébola, muchas vacunas experimentales para otras infecciones que amenazan la vida, como la gripe aviar H5N1 y H7N9 y el síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS), están ingresando a los ensayos clínicos y podrían ofrecer oportunidades similares para la recolección de anticuerpos.

El Ébola ahora se está propagando en la República Democrática del Congo, donde los datos de la Organización Mundial de la Salud muestran que al menos 676 personas murieron y otras más de 700 se infectaron en un brote que comenzó hace ocho meses.

La epidemia de Ébola más grande en la historia se extendió por Sierra Leona, Liberia y Guinea en 2013-2016, matando a más de 11.000 personas.

Los anticuerpos destinados al tratamiento normalmente se extraen de la sangre de personas que han sobrevivido a una infección. Pero también pueden ser difíciles de obtener y conllevar mayores riesgos, como posibles virus persistentes u otros patógenos.

El equipo decidió usar sangre de voluntarios del ensayo a los que se les había administrado una vacuna experimental contra el Ébola y cuyo sistema inmunitario había respondido produciendo anticuerpos. Aislaron con éxito 82 anticuerpos tomados de 11 voluntarios en la prueba en el Instituto Jenner de Oxford.

Encontraron que a pesar de tener menos tiempo para desarrollarse, un tercio de los anticuerpos fueron efectivos para neutralizar una cepa del Ébola conocida como Zaire, la que causó el brote del Congo.

Luego, los científicos elaboraron un cóctel de cuatro de los anticuerpos para crear un tratamiento, que curó con éxito a seis cobayas con Ébola cuando se administró tres días después de la infección.

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below