March 28, 2018 / 3:23 PM / 8 months ago

Brasil posiblemente llegará en forma al Mundial, pero la historia insta a ser prudente

Tite, entrenador de la selección brasileña de fútbol, en un duelo amistoso frente a Alemania en Berlín, mar 27, 2018. REUTERS/Fabrizio Bensch

SAO PAULO (Reuters) - El triunfo 1-0 de Brasil sobre el campeón del mundo Alemania le dio a la selección sudamericana cierta dosis de venganza por su humillante derrota 7-1 en las semifinales del Mundial 2014, pero la confianza con la que llegará a Rusia la “verdeamerela” viene de la mano de algunas señales de advertencia.

El entrenador Tite se mostró encantado con la forma en que sus jugadores se impusieron a los alemanes en Berlín, particularmente en la segunda mitad. La victoria brasileña puso fin a una racha invicta de 22 partidos de Alemania y reforzó el registro del técnico desde su llegada al banquillo de los pentacampeones del mundo, con una sola derrota en 19 partidos.

Tanto el entrenador como los jugadores destacaron el aspecto psicológico de la victoria e insistieron en que vencer a los alemanes ayudará a Brasil a recuperar el lugar que le corresponde en la élite del fútbol mundial, algo que muchos cuestionaron tras su desastroso final en el Mundial jugado en casa y sus pobres actuaciones en las últimas versiones de la Copa América.

“Hay cierta sensación de que hemos recuperado algo de autoestima”, dijo Tite tras el partido. “Hay un componente de orgullo”, agregó.

Thiago Silva hizo eco de ese sentimiento inmediatamente después del partido, al insistir que el país más exitoso del mundo futbolísticamente debe ser tomado más en serio.

“Esta camiseta exige más respeto”, destacó el defensor del PSG.

Los apasionados por las estadísticas, sin embargo, posiblemente se muestren más cautos ante estas muestras de confianza a menos de tres meses de que Brasil enfrente a Suiza, Costa Rica y Serbia por el Grupo E del Mundial, ya que históricamente el país sudamericano tiende a realizar sus mejores actuaciones en los mundiales cuando no es favorito.

En 1970, 1994 y 2002, los hinchas y la prensa creían que Brasil debía mejorar mucho para llegar en buenas condiciones al Mundial. Por el contrario, los equipos de 1982 -que contaba con Zico, Sócrates, Falcao y Junior- y de 2006 -con Ronaldo, Kaká, Adriano y Ronaldinho- sufrieron tempranas eliminaciones.

Pero si algo tiene Tite es astucia, por lo que sabrá que su trabajo más importante no será elegir a los jugadores que viajarán a Rusia sino preparar sus cabezas para el torneo.

Editado en español por Rodrigo Charme

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below