July 5, 2018 / 5:20 PM / 5 months ago

Hinchas que llegan a Samara por el Mundial se internan en búnker subterráneo de Stalin

SAMARA, Rusia (Reuters) - Mientras la ciudad rusa de Samara se prepara para el choque entre Inglaterra y Suecia del sábado por los cuartos de final del Mundial, algunos hinchas se han tomado un tiempo para descubrir un lado más oscuro de la ciudad, ocultos bajo tierra.

Un turista, visitando Rusia durante la Copa Mundial de Fútbol, posa para una fotografía con un traje militar ruso en la entrada al Búnker de Stalin, un complejo de búnker construido en 1942 como sede alternativa para el líder de la Unión Soviética, Joseph Stalin, en Samara, Rusia , 4 de julio de 2018. Fotografía tomada el 4 de julio de 2018. REUTERS / David Gray

Cientos de extranjeros han estado haciendo fila para visitar el búnker de Josef Stalin, una serie de cámaras excavadas bajo la ciudad para proteger al líder soviético de un ataque nazi que nunca se produjo.

“Te pone la piel de gallina. No puedes imaginar todo lo que pasó aquí hace unos años. Es una gran experiencia”, dijo el mexicano Josué Resendis.

Muchos hinchas enfundados con los colores de sus selecciones caminaron estrechas escaleras para bajar a 37 metros de la superficie.

“Es increíble pensar que un lugar que hoy muestra tanta felicidad ha tenido un pasado en el que los niños y las mujeres portaban armas y construían aviones para que un ser humano luche contra otro por cuestiones ideológicas”, dijo a Reuters el brasileño Thiago Andrade.

El búnker fue construido en 1942, pero su existencia se mantuvo en secreto para los ciudadanos de Samara hasta 1990, cuando fue convertido en un museo.

Sus paredes fueron construidas para soportar el impacto directo de una bomba y tenía suficientes provisiones para alimentar a Stalin y sus allegados por hasta cinco días.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Samara -entonces llamada Kuybyshev- fue elegida como capital alternativa de la Unión Soviética si Moscú caía ante el avance de las tropas alemanas, y el refugio estaba destinado a ser la sede de las Fuerzas Armadas, dirigidas por Stalin. Pero nunca fue usado.

El piso inferior contiene dos salas: la cámara principal que podría albergar a 115 personas y estaba destinada a servir como centro de reuniones, y la recámara personal de Stalin, que es la favorita de los turistas. Los visitantes pueden sentarse en el escritorio de Stalin, levantar el auricular y “llamar al Kremlin”.

De acuerdo a una guía del museo, cuenta la leyenda que el teléfono funcionaba hasta que un turista francés llamó a casa, dejando una gran cuenta por pagar.

Reporte de Elena Glydenkerne. Editado en español por Javier Leira

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below