July 13, 2018 / 1:56 PM / 5 months ago

Croacia tiene mucho más que la magia de Modric para enfrentar a Francia en final del Mundial

MOSCÚ (Reuters) - La presencia de Croacia en la final del Mundial se debe en gran parte al trabajo incansable de Luka Modric en el mediocampo, pero Francia, su rival el domingo, deberá también estar atenta a la capacidad del equipo balcánico para cambiar sus tácticas de manera eficiente.

Modric de Croacia celebra después de vencer a Inglaterra por la semifinal de la Copa Mundial en el Estadio Luzhniki, Moscú, Rusia - 11 de julio de 2018 REUTERS / Christian Hartmann

Cuando ambos equipos se encuentren en el Estadio Luzhniki de Moscú, los ojos estarán puestos sobre Modric y la manera en que los franceses intentarán bloquear al mediocampista creativo, quien a los 32 años está muy cerca de alzar la copa.

Modric puede ser un digno candidato a ganar el premio al Futbolista del Año, pero el rápido cambio táctico de su equipo durante la semifinal del Mundial contra Inglaterra muestra que al jugar contra el elenco croata, el peligro acecha en cada esquina.

Los ingleses ya tenían un pie en la final luego de estar en ventaja 1-0 y tener controlado el partido, con Modric e Ivan Rakitic, ganadores de cinco títulos de la Liga de Campeones entre ambos, incapaces de conectarse con sus delanteros.

Pero después del descanso, un cambio de su esquema táctico desde un 4-3-3 a un 4-1-4-1 hizo que Croacia se transformara en un equipo más ofensivo y que sus delanteros se convirtieran en punzantes armas de ataque.

Sime Vrsaljko no es un lateral cualquiera. A veces juega como un extremo de clase mundial cuyo poder y precisión en los centros y pases tienen poco que ver con los de un defensor.

Cuando Modric se empantana en el centro del campo, es Vrsaljko quien a menudo asume la tarea de conducir la pelota y fue una de sus incursiones en el área inglesa la que le permitió centrar para que Ivan Perisic igualara el marcador ante los ingleses.

Lo mismo aplica para la otra banda, donde Ivan Strinic tuvo la misma mentalidad ofensiva. Su reemplazante al final del partido, Josip Pivaric, quien siguió las mismas reglas, fue quien asistió desde la izquierda para que Mario Mandzukic marcara el gol del triunfo y enviara a su equipo a la final.

Mientras los defensores rivales se mantienen ocupados tratando de contener a los tres delanteros y los mediocampistas de contención trabajan para lidiar con Modric y Rakitic, los defensores croatas pueden tener un papel clave.

La fuerza de ataque croata es la envidia de la mayoría de los equipos del Mundial, con jugadores como Mandzukic, Perisic, Ante Rebic y Andrej Kramaric. Pero estos jugadores también pueden cumplir un papel defensivo, como lo mostraron en largos pasajes del partido ante Rusia por los cuartos de final.

Francia obviamente necesitará usar la resistencia de N’Golo Kante y Paul Pogba para controlar a Modric y Rakitic, pero su defensa también deberá estar alerta a las bandas si quiere superar a los croatas y levantar su segunda Copa del Mundo.

Reporte de Karolos Grohmann; Editado en español por Daniela Desantis

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below