July 13, 2018 / 3:41 PM / 5 months ago

Modric no está controlado hasta que se acaba un partido

MOSCÚ (Reuters) - En la semifinal de la Copa del Mundo contra Inglaterra, Luka Modric demostró, por enésima vez en su carrera, que no se puede dar por controlado a un buen hombre orquesta hasta que termina un partido.

Luka Modric de Croacia celebra después del partido frente a Inglaterra - Estadio Luzhniki, Moscú, Rusia - 11 de julio de 2018 REUTERS / Carl Recine

Durante casi una hora del partido del miércoles, el menudo mediocampista del Real Madrid simplemente no pudo encontrase con sus compañeros ante la presión implacable de Inglaterra.

Los “Tres Leones” ganaban merecidamente ese partido 1-0 y deberían haber incluso marcado otro gol ante una Croacia que cometía muchos errores con el balón y que quizás sufría los efectos de haber tenido que ir al tiempo extra y a los penales en dos partidos consecutivos, ante Dinamarca y Rusia.

Sin embargo, a medida que la segunda mitad se desarrollaba, y cuando Inglaterra pensaba que ya había controlado al mediocampista de 32 años, el talentoso jugador empezó a aparecer y poco a poco encontró la manera de dar vuelta el partido.

Modric no realizó pases extravagantes ni carreras en velocidad dejando en el camino a múltiples defensores, solo hizo pases rápidos y constantes movimientos para mostrarse ante sus compañeros. Poco después, Ivan Perisic igualó el marcador y Mario Mandzukic anotó el gol del triunfo en el tiempo extra.

En medio del alargue, Modric seguía corriendo como si recién se hubiese iniciado el partido, en un marcado contraste con Jordan Henderson, el mediocampista central de los ingleses, que tuvo que ser sustituido después de perseguir toda la noche al jugador del Madrid.

“Luka nunca se ha ajustado a la norma cuando se trata de las posiciones habituales que un mediocampista central tomaría para recibir el balón”, escribió el exmediocampista inglés Jermaine Jenas, quien fue compañero de Modric en el Tottenham.

“Él es más rápido que la mayoría de lo que la gente piensa, y también mucho más fuerte”, añadió.

Ahora es el turno de que Francia trate de mantener a raya a Modric. Si ese trabajo recae en N’Golo Kante podríamos estar ante el enfrentamiento más crucial de la final.

Francia hizo un excelente trabajo para frenar a los belgas Eden Hazard y Kevin De Bruyne en semifinales y sabe que necesita hacer algo similar el domingo, pero no solo en la primera hora del partido.

Reporte de Mitch Phillips. Editado en español por Rodrigo Charme

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below