January 9, 2019 / 11:19 AM / 2 months ago

La ONU pide a Australia que considere acoger a joven saudí que huyó de su familia

Rahaf Mohammed al-Qunun, una joven saudí que huyó de su país y de su familia, en Bangkok, Tailandia, el 7 de enero de 2019 en esta imagen tomada de un video obtenido de las redes sociales. REUTERS/TWITTER/@rahaf84427714

SÍDNEY/BANGKOK (Reuters) - Naciones Unidas pidió a Australia que considere recibir en calidad de refugiada a una adolescente saudí de 18 años que huyó a Tailandia por miedo a que su familia la mate, dijo el Gobierno australiano el miércoles.

Rahaf Mohammed al-Qunun llegó a Bangkok el sábado para solicitar asilo. Australia aseguró que considerará darle asilo si el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) la reconocía como refugiada.

“ACNUR ha remitido el caso de Rahaf Mohammed al-Qunun a Australia para su consideración de recibirla como refugiada”, dijo el Departamento de Seguridad Nacional de Australia en un correo electrónico.

El departamento afirmó que consideraría el caso “de la forma habitual, como hace con todas las derivaciones de ACNUR”. No quiso hacer más declaraciones. La oficina de ACNUR en Tailandia tampoco hizo declaraciones.

En un principio, se negó a Qunun la entrada en Tailandia, tras lo cual la joven empezó a publicar mensajes en Twitter desde el área de tránsito del aeropuerto Suvarnabhumi de Bangkok, afirmando que había “escapado de Kuwait” y que su vida corría peligro si la obligaban a volver a Arabia Saudita.

En cuestión de horas, se desató una campaña en Twitter a través de una red de activistas de todo el mundo, lo que llevó al Gobierno tailandés a revertir su decisión de obligar a la joven a tomar un avión que la llevaría de vuelta con su familia.

Las autoridades le permitieron entrar en Tailandia y el martes empezó el proceso de solicitud de asilo en un tercer país. La muchacha se rehusó a reunirse con su padre y su hermano, que llegaron a Bangkok, dijo el jefe tailandés de inmigración, Surachate Hakparn.

Su caso ha centrado de nuevo la atención en las estrictas normas sociales de Arabia Saudita, entre ellas que una mujer cuente con el permiso de un “tutor” masculino para viajar, una práctica que, según grupos de Derechos Humanos, puede convertir a mujeres y niñas en prisioneras de familias abusivas.

La situación se produce en momentos en que Riad enfrenta un escrutinio inusualmente intenso de sus aliados occidentales por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul en octubre y por las consecuencias humanitarias de su guerra en Yemen.

Reporte de Byron Kaye, Colin Packham y Jonathan Barrett en Sidney, Juarawee Kittisilpa y Panu Wongcha-um en Bangkok. Traducido por la Redacción de Madrid. Editado por Patricio Abusleme vía Mesa Santiago

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below