November 2, 2007 / 4:59 PM / 12 years ago

Rice promete a Turquía más acción contra el PKK

Por Sue Pleming y Evren Mesci

ESTAMBUL (Reuters) - Estados Unidos prometió el viernes redoblar los esfuerzos contra los militantes kurdos en el norte de Irak, en un intento de evitar una intervención militar turca que podría desestabilizar la región.

La secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, llamó a los militantes un “enemigo común.” Pero no señaló cuáles eran los pasos que estaba contemplando Washington para evitar que usen a Irak como base para atacar a Turquía, donde buscan un estado kurdo independiente.

“Todos debemos redoblar nuestros esfuerzos y Estados Unidos está comprometido a redoblar sus esfuerzos,” dijo Rice en una conferencia de prensa con el ministro de Relaciones Exteriores turco, Ali Babacan.

Babacan expresó la frustración turca ante la falta de acción contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). “Aquí es cuando terminan las palabras y debe comenzar la acción,” dijo.

Ankara dice que las numerosas promesas de las autoridades estadounidenses e iraquíes no se han materializado y advirtió que a menos que se tome una acción inmediata, las tropas turcas van a cruzar la frontera para aniquilar a los aproximadamente 3.000 guerrilleros del PKK.

Turquía, un miembro de la OTAN con el segundo mayor ejército de la alianza, envió 100.000 efectivos a la frontera iraquí, además de tanques, artillería y aviones.

Pero Irak y Estados Unidos instaron a Ankara a evitar una gran operación en el área, que hasta ahora había estado bastante al margen de la violencia.

Casi 40.000 personas murieron desde que el PKK inició en 1984 su lucha por la autodeterminación kurda en el sureste de Turquía.

Rice dijo que el tema del PKK se discutirá el sábado en una reunión con ministros de Turquía e Irak, en el marco de una conferencia en Estambul.

“Nadie debería dudar del compromiso de Estados Unidos en este tema. Tenemos un enemigo común y necesitamos un abordaje común,” dijo Rice.

Después de charlas en Ankara con el presidente turco, Abdullah Gul, y con el primer ministro, Tayyip Erdogan, Rice voló a Estambul para sostener charlas el viernes por la tarde con el primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki.

INTERESES COMUNES

“Estados Unidos, Turquía e Irak, aunque tenga capacidades limitadas, y el Gobierno regional, tienen el interés común de no sufrir eventos en el norte de Irak que produzcan una desestabilización,” dijo Rice.

Las relaciones entre Turquía y Washington pasan por un mal momento, desde que un comité del Congreso de Estados Unidos aprobó el mes pasado una resolución que definió como genocidio la masacre de armenios en manos de los turcos otomanos en 1915.

Turquía, sin embargo, es un aliado clave de Estados Unidos y provee una de las principales rutas para el paso de las tropas de Washington a Irak.

Erdogan está presionado para actuar, mientras el Ejército y gran parte de la opinión pública dudan de que Washington o Bagdad vayan a reprimir al PKK. Por otro lado, tampoco esperan una acción firme de Masoud Barzani, el jefe de la región semiautónoma de Kurdistán, en el norte de Irak.

Decenas de soldados turcos han muerto en ataques del PKK en las últimas semanas, alentando el sentimiento nacionalista y provocando manifestaciones masivas en todo el país.

“El tema en nuestra agenda es una operación, no una guerra. Esperamos que esta operación no sea necesaria,” dijo Erdogan en un comunicado a funcionarios de su partido oficialista de centroderecha, AK.

Diplomáticos turcos dicen que la reunión con el presidente George W. Bush será clave para determinar si se realizará o no una incursión en un área que tiene una mezcla compleja de grupos étnicos potencialmente antagónicos como árabes, turcomanos y kurdos.

Rice dijo que entre las medidas de corto plazo era posible compartir más información con los turcos y dificultar la movilidad del PKK -considerada una organización terrorista por Estados Unidos, la Unión Europea y Turquía- en el norte de Irak. Pero Ankara quiere más.

“Cualquier operación de ese estilo será la peor derrota y tendrá el mayor número de bajas para el ejército turco en 23 años de guerra,” dijo el comandante del PKK Bahoz Erdal, según la agencia de noticias Firat, con sede en Europa, que generalmente publica los comunicados del PKK.

Turquía planea sanciones económicas que tendrían como blanco al PKK y a grupos que les dan apoyo en la zona, una acción que, según Rice, Estados Unidos estaría dispuesto a seguir.

Reporte adicional de Hidir Goktas en Ankara, Emma Ross-Thomas y Daren Butler en Estambul

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below