May 5, 2008 / 2:19 PM / 11 years ago

Muertos por ciclón Myanmar podrían llegar a 10.000

Por Aung Hla Tun

Niños sentados en la rama de un árbol enYangon, Myanmar. El Gobierno militar de Myanmar maneja una cifra provisional de alrededor de 10.000 muertes por el ciclón que devastó el delta del río Irrawaddy, un desastre que desató una masiva misión de ayuda internacional para la empobrecida nación del sudeste asiático. 'El mensaje básico fue que ellos creen que la cifra provisional de muertos fue de unos 10.000 con 3.000 desaparecidos', comentó a Reuters un diplomático en Bangkok, resumiendo un informe del ministro de Relaciones Exteriores Nyan Win. 'Es una cifra muy grave'. Photo by Reuters (Handout)

RANGUN (Reuters) - El Gobierno militar de Myanmar maneja una cifra provisional de alrededor de 10.000 muertes por el ciclón que devastó el delta del río Irrawaddy, un desastre que desató una masiva misión de ayuda internacional para la empobrecida nación del sudeste asiático.

“El mensaje básico fue que ellos creen que la cifra provisional de muertos fue de unos 10.000 con 3.000 desaparecidos,” comentó a Reuters un diplomático en Bangkok, resumiendo un informe del ministro de Relaciones Exteriores Nyan Win. “Es una cifra muy grave.”

La magnitud del desastre provocó una extraña aceptación de la ayuda externa por parte del aislado Gobierno militar, que rechazó este tipo de acciones luego del tsunami en el Océano Indico del 2004.

El Ejército, que ha gobernado la ex Birmania durante 46 años, incluso se ha recluido más en los últimos seis meses debido a la indignación generalizada que provocó la sangrienta represión de protestas lideradas por monjes budistas en septiembre.

La cifra oficial que da la prensa estatal es de 3.394 muertos y 2.879 desaparecidos, aunque cubren sólo dos de las cinco zonas de desastre en las que funcionarios de la ONU dijeron que cientos de miles de personas se quedaron sin cobijo y sin agua.

El número de víctimas sigue creciendo rápidamente mientras las autoridades llegan a las islas y pueblos más afectados del delta Irrawaddy, una zona arrocera de Asia, que sufrió el impacto de Nargis, una tormenta con vientos de 190 kilómetros por hora.

Después de obtener una “cuidadosa luz verde” del Gobierno, Naciones Unidas dijo que iba a remover todos los obstáculos para enviar ayuda de emergencia como comida, agua potable, mantas y plástico.

“La ONU comenzará a preparar la asistencia, que será transportada y entregada a Myanmar lo más rápido posible,” dijo el portavoz del Programa Mundial de Alimentos (WPF), Paul Risley.

AYUDA EXTRANJERA

Estados Unidos, que ha impuesto sanciones contra la junta militar, dijo que había brindado fondos a través del WPF y otros grupos de asistencia.

“No va necesariamente directo al Gobierno,” dijo a periodistas el portavoz de la Casa Blanca Scott Stanzel. “Pero estamos en el proceso de evaluar qué más podemos hacer.”

Dos barcos de la Fuerza Naval india cargados con comida, carpas, mantas, ropa y medicamentos iban a zarpar pronto con destino a Rangún, dijo su ministro de Relaciones Exteriores.

Tailandia respondió al desastre enviando el lunes a Rangún un avión de transporte cargado con nueve toneladas de alimentos y medicinas, tras la apertura del aeropuerto, dijo el ministro de Relaciones Exteriores Noppadon Pattama.

La oficina de la ONU en Rangún dijo que hay necesidad urgente de plástico, pastillas purificadoras de agua, utensilios para cocinar, redes para mosquitos, artículos de higiene y alimentos.

Agregó que la situación fuera de Rangún es “crítica, siendo refugio y agua potable las principales necesidades inmediatas.”

Los líderes de la junta, en la aislada nueva capital de Naypyidaw, 400 kilómetros al norte de Rangún, apuntaron que seguirían adelante con un referendo del 10 de mayo sobre una nueva Constitución trazada por el Ejército, que los críticos dicen afianzará a la fuerza.

La última tormenta importante que arrasó Asia fue el ciclón Sidr, que en noviembre pasado dejó 3.300 muertos en Bangladesh.

AUMENTO DE PRECIOS

En la antigua capital, Rangún, los precios de los alimentos y del combustible han aumentado, en tanto las agencias humanitarias están intentando entregar provisiones de emergencia y evaluar los daños en las cinco zonas de desastre declaradas, donde viven 24 millones de personas.

El agua potable escasea. La mayoría de los negocios se quedaron sin velas ni pilas y no trascendió cuándo se restablecerá la electricidad.

En las pocas estaciones de servicio abiertas, se formaron largas colas. El precio del galón de combustible se ha duplicado en el mercado negro, mientras el precio de los huevos se ha triplicado desde el sábado.

“¿Cuánta gente está afectada? Sabemos que está en las seis cifras,” dijo el lunes a Reuters Richard Horsey, de la oficina de respuesta a los desastres de la ONU en Bangkok, tras una reunión sobre ayuda de emergencia, antes del anuncio de la televisión estatal.

“Sabemos que varios cientos de miles necesitan albergue y agua limpia para beber, pero sobre cuántos cientos de miles no sabemos,” afirmó.

Los techos de los edificios más sólidos de Rangún quedaron destrozados, lo que sugiere que los daños deben ser severos en los barrios pobres que yacen en las afueras de la ciudad, donde viven 5 millones de personas.

“¿Dónde están los soldados y la policía? Fueron muy rápidos y agresivos cuando hubo protestas callejeras el año pasado,” dijo a Reuters un empleado del Gobierno jubilado.

Reporte adicional de Ed Cropley, escrito por Darren Schuettler, editado en español por Gabriela Donoso

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below